2 de mayo de 2015 07:14 AM
Imprimir

Se amplía el mercado de vacunas contra la fiebre aftosa en el país

El laboratorio de Pilar comenzó a construir una nueva planta que entrará en producción en el segundo semestre de 2017

Con la meta de volver a producir vacunas contra la fiebre aftosa en el segundo semestre de 2017, la empresa argentina Centro de Diagnóstico Veterinario (CDV) comenzará a construir en 60 días un nuevo laboratorio en el Parque Industrial Pilar. “Vamos a elaborar entre 40 y 50 millones de dosis anuales,” dijo a la LA NACION el gerente general de la empresa, Juan Roô.

CDV nació hace 30 años y desde 2008 pertenece al grupo multinacional Mathiesen, de capitales europeos con sede en Chile. Según informó el ejecutivo, el laboratorio es pionero en el desarrollo de la vacuna para el control de la diarrea viral bovina y en la tecnología de doble emulsión para vacunas. Produce también vacunas para ovinos y salmones. Es uno de los primeros centros de diagnóstico de enfermedades veterinarias y miembro de la Red de Laboratorios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Además CDV había producido vacuna contra la fiebre aftosa entre 2007 y 2012, con registros para la Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay, pero en un volumen que rondaba entre los ocho y diez millones de dosis.

Ese año, según recordó Roô, la empresa decidió reformar su planta en Pilar, con una inversión de siete millones de dólares para dedicarse de lleno a sus otros productos y dejar de producir la vacuna antiaftosa. “Informamos esta decisión al Senasa que, como indican los procedimientos, retiró el virus del laboratorio y se desactivó el sistema de bioseguridad”, agregó el empresario.

 

El presente

Actualmente, y ya concluida esa reforma, CDV decidió volver a producir vacuna antiaftosa. Con recursos propios y una inversión que superará los 26 millones de dólares, la empresa construirá una planta de 3500 metros cuadrados. “El laboratorio cumplirá con todas las normas internacionales más exigentes en bioseguridad, porque allí se manipulará el virus vivo, llegando a nivel 4, que significa una alta barrera de contención, que, entre otras características, incluye una doble pared de hormigón de 45 centímetros de espesor”, sostuvo el ejecutivo.

Agregó Roô que la obra fue diseñada por el estudio de arquitectura Biglieri-Llorens, especialista en edificaciones para la industria farmacéutica. La construcción demandará unos 18 meses, a lo que habrá que sumar otros tres o cuatro en certificaciones, por lo que la producción estará en marcha en el segundo semestre de 2017.

CDV tiene actualmente una plantilla de 110 personas. Pero para cuando esté en marcha la nueva planta la compañía prevé incorporar otros 45profesionales y operarios con alta capacitación. “De la producción estimada, que será de entre 40 y 50 millones de dosis, destinaremos entre 15 y 20 millones al uso local, es decir, un 20 por ciento del mercado argentino, que es de aproximadamente 90 millones de dosis, con lo cual contribuiremos a mantener el estatus sanitario del país, que desde hace más de diez años es libre de aftosa con vacunación”, señaló.

Explicó que la línea de producción incluye la vacuna tetravalente, que es la que se aplica en el país, y que tiene las cepas A, A Argentina 2001, la O y la C; la bivalente (cepas A y O, para exportar a Uruguay), y la trivalente (cepas A, O y C), para exportar a Paraguay y Bolivia. “En una segunda etapa, apuntaremos a expandirnos a los países asiáticos”, acotó Roô.

Hasta ahora, el mayor productor de vacunas antiaftosa en el país es el laboratorio Biogénesis-Bagó. “Por eso con la irrupción de CDV se amplía el mercado en beneficio de la sanidad ganadera”, agregó el empresario.

Cabe recordar que la fiebre aftosa es una afección del ganado cuya importancia radica en las enormes pérdidas económicas que causa por el cierre del mercado internacional. “Por eso es de vital importancia las campañas de vacunación obligatoria que lleva adelante el Senasa”, concluyó Roô.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *