2 de mayo de 2015 20:17 PM
Imprimir

Impactante crisis de las carnes

CompartiremailFacebookTwitterLa fuente más importante de información agraria del mundo, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), acaba de dar a conocer su primera proyección del mercado mundial de carnes vacunas, que involucra a los primeros diez países exportadores, entre los cuales no se menciona a la Argentina.   […]

La fuente más importante de información agraria del mundo, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), acaba de dar a conocer su primera proyección del mercado mundial de carnes vacunas, que involucra a los primeros diez países exportadores, entre los cuales no se menciona a la Argentina.

 

Se recordará al respecto que nuestro país fue líder mundial en esta materia, posición que fue declinando particularmente en la era kirchnerista. No sólo ese hecho llamó la atención del mundo, sino también el posicionamiento de la India, ahora líder mundial, con exportaciones proyectadas de 2,4 millones de toneladas para el presente año. En segundo, tercer y cuarto lugar, se ubicarían Brasil, Australia y Estados Unidos. Luego aparecen en el ranking Nueva Zelanda, con 555.000 toneladas; Paraguay, con 440.000; Uruguay y Canadá, cada uno con 375.000 toneladas; la Unión Europea (UE), con 310.000; Belarús, con 225.000, y México, con 210.000.

 

Cabe destacar la extraordinaria performance exportadora neozelandesa, un país cuyo territorio tiene las dimensiones de nuestra provincia de Santa Cruz.

 

La Argentina, que llegó a tener una participación relevante en el comercio mundial de las carnes bovinas, virtualmente desapareció luego de la destrucción de la industria cárnica exportadora a causa de las políticas intervencionistas y estatistas de la administración kirchnerista.

 

Los frigoríficos atraviesan la peor crisis de su historia. Las cifras del USDA muestran que las exportaciones de carnes rojas del mundo vienen creciendo de manera significativa, pasando de los 8,13 millones de toneladas en 2012 a 9,12 millones de toneladas en 2013 para pegar un nuevo salto a diez millones en 2014. Para este año se proyectan 10,2 millones. Este fenómeno se explica por un progresivo crecimiento del consumo de carnes vacunas en las naciones asiáticas.

 

La Argentina, hoy ausente en los mercados internacionales, tiene perspectivas de crecimiento si el Gobierno decidiera abandonar las políticas destructivas mencionadas y asumiera un papel activo que pronto le daría frutos. El mundo ofrece oportunidades, en algunos casos novedosas, como, por ejemplo, la nueva cuota de la UE y también la esperada apertura del mercado de EE.UU. y, quizá, Canadá.

 

Ocurre que el mundo proteccionista de las carnes vacunas, vigente durante varias décadas, está volviendo sobre sus pasos, abriendo entonces nuevas oportunidades. El caso es si nuestro país las aprovechará o no.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *