4 de mayo de 2015 11:21 AM
Imprimir

Trigo: menor superficie sembrada indicaría que el productor tiene plata

La caída del área en intención de siembra habla de poca necesidad de financiamiento del agricultor, que además retiene la soja.
El Ing. Agr. y consultor Pablo Adreani, titular de AgriPac, relacionó la disminución de la superficie sembrada de trigo, al menos en la intención de siembra para la campaña que está comenzando, a una mejor situación financiera de los productores. “La economía no debe estar tan mal”, opinó.
 
En declaraciones a “Casado con el Campo” (AM570), Adreani consideró que “la situación económica no debe ser tan mala (como se pensaba) porque generalmente el aumento en la siembra de trigo suele ser el pase de la (producción de siembra) fina a la gruesa, y para llegar a cubrirse financieramente hasta el ingreso (del dinero) de la cosecha gruesa -en marzo o abril-, el trigo siempre fue un recurso para cortar en diciembre y enero la falta de aire financiero”.
 
“Sin embargo estamos viendo que el área de trigo cae” precisó el consultor en un valor que estudios privados señalan entre un 7% y 10% de la superficie, y ello se da con buenas condiciones de siembra (humedad). “Quiere decir que la situación no es tan mala como parece financieramente”, remarcó Adreani quien además observó que el productor sojero está reteniendo más grano del que se esperaba. 
 
La explicación para Adreani, es que posiblemente los altos rindes de la campaña gruesa que se están verificando y hacen prever 60Mt de soja, incluso para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, dieron por tierra todas las expectativas negativas que se habían generado en torno a la situación financiera de los productores. 
 
“Lo que sorprende es que el productor -contrariamente a lo que pensábamos: que iba a vender más soja en cosecha por necesidad financiera- estamos viendo que a igual fecha del año anterior el productor vendió un millón de toneladas menos con precio, y sin embargo duplicó la colocación de mercadería a fijar (precio)”, indicó Adreani.
 
Esto indica que el productor “vendió 16 millones de toneladas en total pero de ese volumen hay 6Mt de soja que son a fijar”, es decir que no tienen precio por el momento, y ese volumen a fijar “duplica las ventas del año pasado”. Ese comportamiento, para Adreani, “es muy extraño” porque “si se pensaba que (este año) el productor tenía que vender un 30% más (de grano), resulta que está vendiendo menos”. 
 
En consecuencia la retención de soja que se esperaba a partir de la finalización de la cosecha de la oleaginosa se está produciendo en plena cosecha. Esa es una novedad que para el consultor “va a impactar en los mercados”.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *