5 de mayo de 2015 11:37 AM
Imprimir

Los tambos deberán presentar planes de uso y manejo de suelos

URUGUAY : En una primera etapa el plazo es hasta el 30 de setiembre próximo.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca  (MGAP) publicará en los próximos días la resolución que establece la obligatoriedad para presentar planes de uso y manejo de suelos a los predios lecheros que desarrollen cultivos forrajeros.

La información fue confirmada a El Observador por la directora de Recursos Naturales Renovables (Renare), Mariana Hill, quien señaló que la resolución refiere a los cultivos forrajeros asociados a los predios de la producción lechera de la zona piloto y que tendrán plazo para presentar los planes hasta el 30 de setiembre próximo, para los que participaron de un plan piloto, y el resto hasta abril de 2016.

Los tambos que no tienen plantaciones estarán excluidos. En este primer tramo se incluyen los predios con más de 50 vacas, los que suman 200 establecimientos. En el segundo tramo de presentación de planes que vence en abril próximo, entrarán todos los predios, incluyendo los menores de 50 vacas. El objetivo de los planes es minimizar la erosión de los suelos. Pero como la erosión es una de las fuentes más importantes de contaminación difusa –no son los vertidos directos sino la que viene de la cuenca–, los planes tienen un efecto marcado en procura de bajar la contaminación de aguas.  Si bien “no es el objetivo en sí mismo de los planes, tiene un efecto importante  porque al controlar la erosión, se controla la contaminación”, dijo Hill.

El principal elemento que contamina es el fósforo, lo que aplica a los suelos, por lo que los planes además de las rotaciones deben ir acompañados de un plan de fertilización. El tema ya está instalado a nivel de los productores, gremiales e industrias en una acción conjunta con el Instituto Nacional de la Leche (Inale), “y existe una buena receptividad con vistas a realizar los manejos que haya que hacer con vistas a disminuir  la contaminación”, acotó la jerarca.

Hill explicó que los planes puestos en la agenda del MGAP en 2010, que empezaron por la agricultura y luego por otros sistemas, no fueron dispuestos en ese momento por un problema de calidad del agua, sino que forman parte de la agenda de política que el MGAP tiene desde ese año.
Admitió que este accionar va a contribuir en la dirección que se persigue para bajar la contaminación del río Santa Lucía en la medida que ataca una de las fuentes más importantes de la contaminación que es la erosión de los suelos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *