5 de mayo de 2015 11:16 AM
Imprimir

Cárceles de Florida servirán comida kosher a los reclusos

EE.UU. : El Departamento Correccional de Florida cambió la comida "kosher" a platos fríos.

Una jueza federal dictó que las prisiones de Florida están obligadas a servir comida “kosher” a los reclusos que alegan razones religiosas para seguir esta dieta, mucho más cara que la habitual.

La jueza del distrito de Miami, Patricia Seitz, emitió la citada orden en una demanda interpuesta por el Departamento de Justicia contra el Departamento Correccional de Florida.

El organismo oficial de Florida tiene de plazo hasta el próximo miércoles para la presentación de un documento en el que recoja la implementación de la orden judicial.

Hasta la fecha, el Departamento Correccional de Florida ha estado ofreciendo este servicio, pero rechazaba reconocer que debía cumplirse esta ordenanza a tenor de lo establecido en la ley federal de “Uso de la Tierra Religiosa y Ley de Personas Institucionalizadas”, que se aprobó en 2000.

Hace tres años, el Departamento de Justicia demandó a la citada agencia federal como parte de una reclamación sobre el servicio de comida “kosher” no solo para los presos judíos, sino también para los musulmanes y adventistas, cuyo credo también prescribe una serie de restricciones en la alimentación.

Unos 10.000 reclusos reciben comida “kosher” actualmente en las cárceles de Florida.

El pasado verano, el Departamento Correccional de Florida cambió la comida “kosher” a platos fríos, como mantequilla de cacahuete y sardinas, servidos dos veces al día, lo que provocó las protestas de los presos, que se quejaron de una alimentación mala, lo que movió a los presos a dejar la dieta “kosher”.

Una comida “kosher” cuesta a las autoridades 3,56 dólares por preso al día, comparada con 1,89 de una comida normal.

Florida ha gastado 400.000 dólares en litigar contra esta ordenanza, con el argumento de que el coste de la comida “kosher” es prohibitivo.

Así, en el caso de que entre el 1,5 y el 2 % de la población penal se acogiera al programa de comida “kosher”, el estado de Florida tendría que gastar alrededor de 1,7 millones de dólares al año, sin incluir los costes extra por utensilios y platos, según argumentaron los abogados de estado en 2014.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *