5 de mayo de 2015 00:43 AM
Imprimir

Fracasó la paritaria de aceiteros: van al paro y peligra el ingreso de dólares de la soja

El gremio declaró una “huelga por tiempo indeterminado”. Piden 42% y los empresarios ofrecen 24% más una suma fija de $ 2000.

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina informó que hoy a iniciado una huelga tiempo indeterminado, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo por un incremento salarial, con las cámaras empresarias.

Los sindicalistas reclaman 42% de aumento que eleve el salario mínimo a $14.931, mientras que los empresarios ofrecieron un 24% más una suma fija de $ 2000.

Según expresa un comunicado de la entidad sindical, la decisión se tomó tras una nueva audiencia desarrollada en el Ministerio de Trabajo, con los representantes de las cámaras patronales de la actividad signatarias del convenio (CIARA, CIAVEC y CARBIO) en la cual “los empresarios no han brindado ninguna respuesta a nuestro petitorio”.

“Por lo tanto, y al cumplirse el vencimiento de la conciliación obligatoria dictada por las autoridades ministeriales a las 14 horas del día de la fecha, nuestra Federación ha determinado el inicio del plan de lucha y declarar la huelga nacional aceitera por tiempo indeterminado”, señala el comunicado de la entidad sindical.

El gremio destaca que “el Convenio Colectivo de Trabajo 420/05 se encuentra vencido desde el 31 de marzo. Nuestra Federación le ha planteado a las cámaras empresarias un aumento salarial que asegure a la categoría inferior un salario de $14.931 (actualmente es de $10.500)”.

En tanto, voceros del sector empresario manifestaron a esta agencia que “la parte sindical había exigido aumentos de entre el 42% para las categorías más bajas y hasta el 48% para las categorías más altas, en las cuales está concentrada la mayor cantidad de personal de las plantas aceiteras, porcentajes que están muy alejados de la propuesta de actualización que ofreció el sector empresario y de la inflación anual esperada por las consultoras privadas, que oscila entre 25 y 30%. La Federación nunca estuvo dispuesta a negociar esos porcentajes, que en rigor terminaron siendo una imposición unilateral”.

El sector empresario alertó que “la nueva medida de fuerza afectará el abastecimiento de aceites a la cadena comercial doméstica y paralizará los embarques de exportaciones y el ingreso de divisas, en pleno apogeo de la cosecha gruesa (soja y maíz)”.

La medida afecta a la mayoría de las plantas industriales del complejo oleaginoso en el Gran Rosario, es decir, al norte de esa ciudad, en momentos que se está embarcando el grueso de la cosecha de maíz y soja.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *