6 de mayo de 2015 00:39 AM
Imprimir

Enojados con Kicillof, los gremios lanzaron paros ! ! !

CompartiremailFacebookTwitterEl Gobierno creía que con sus cambios en Ganancias iba a atenuar el malestar sindical y encaminar las negociaciones paritarias. Por el contrario, la exposición que hizo el martes Axel Kicillof extendió el enojó incluso a gremios de la CGT oficialista, se amalgamó el rechazo al cepo salarial del 25% que la presidenta Cristina Kirchner […]

El Gobierno creía que con sus cambios en Ganancias iba a atenuar el malestar sindical y encaminar las negociaciones paritarias. Por el contrario, la exposición que hizo el martes Axel Kicillof extendió el enojó incluso a gremios de la CGT oficialista, se amalgamó el rechazo al cepo salarial del 25% que la presidenta Cristina Kirchner y su ministro de Economía buscan imponer a las negociaciones, y se mantiene un escenario de conflictividad laboral creciente, con paros y medidas de fuerza que distintos gremios empezaron esta semana.

En la zona sur del Gran Rosario un paro por tiempo indeterminado de la Federación de Obreros Aceiteros afecta a cuatro terminales portuarias. La huelga se lanzó tras vencer el lunes una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo frente al conflicto por las paritarias, en las que el gremio reclama entre un 42 y 48% de aumento. Desde el sector empresario se alertó que el paro afectará el abastecimiento de aceites, paralizará exportaciones y el ingreso de divisas, en plena cosecha de soja y de maíz. Aunque el sindicato de Obreros aceiteros de San Lorenzo (que no está en la Federación) no se sumó al paro, la situación en el norte rosarino (de donde sale el 70 por ciento de la exportación agropecuaria del país) podría agravarse si la CGT San Lorenzo -con portuarios en sus filas- decidía anoche sumarse al paro. En el puerto de Bahía Blanca, los aceiteros bloquean desde ayer con camiones y quema de neumáticos el acceso a la planta de la multinacional cerealera Cargill.

También ante la falta de acuerdo salarial, los bancarios inician hoy dos jornadas de protestas con asambleas e interrupción de tareas, y el secretario general del gremio, Sergio Palazzo, confirmó el paro nacional de 24 horas para el próximo martes 12 de mayo.

Para contrarrestar la ola de protestas, el Gobierno hizo dictar ayer la conciliación obligatoria frente al paro de 36 horas que este mediodía iba a iniciar la UOM, en un conflicto de alta significación por tratarse del gremio que conduce Antonio Caló, el secretario general de la CGT Balcarce (ver recuadro). Hoy se reunirá también la conducción del gremio de Comercio, cuyo titular, Armando Cavalieri, dijo a Clarín que “se tomarán las medidas correspondientes” ante la negativa del Gobierno a homologar el 30% de aumento que había acordado con el sector patronal. Ante el cepo salarial pretendido por la Presidenta y Kicillof, la mesa chica de la CGT Balcarce hizo catarsis el lunes, reclamó “paritarias libres y sin techo” y convocó para el miércoles al consejo directivo, con amenaza latente de tomar medidas.

Los gremios nucleados en la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) (que fueron decisivos en el paro nacional del 31 de marzo) se reunirán el 12 de mayo y analizarán medidas de fuerza, confirmaron ayer el secretario general de la CATT, Juan Carlos Schmid (Dragado) y el adjunto, Omar Maturano (La Fraternidad).

Schmid dijo a Clarín que “el Gobierno ha tenido que adelantar sus medidas (por Ganancias) frente a una situación de generalizado descontento de muchos sindicatos”. Aunque dijo que aún analizan los alcances de los cambios, anticipó que “son claramente insuficientes para el sector del transporte”.

Kicillof irritó a los jefes sindicales cuando opinó sobre obras sociales y cuotas sindicales. “Lo que la gente paga en Ganancias el Gobierno lo devuelve en subsidios y en programas sociales. Pero lo que se descuenta de cuota sindical va a parar al bolsillo de los sindicalistas ó en descuentos para hoteles o guardapolvos una vez al año”, echó nafta al fuego el ministro. Desde La Bancaria, Eduardo Berrozpe dijo que esos dichos eran “una barbaridad” y Maturano lo acusó de “odiar el modelo sindical”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *