7 de mayo de 2015 12:24 PM
Imprimir

Trigo: se necesita inversión de 1500 millones de dólares para la siembra

Para llevar a cabo la siembra del trigo 2015/2016, se necesita una inversión total de casi u$s 1.500 millones.

Esto es suponiendo que se cubre la misma superficie en esta campaña que en la anterior, de 5,26 millones de hectáreas, y con un costo de implantación que rondaría en los u$s 275 por hectárea.

De esta manera, se llegaría a que en total se necesitarían u$s 1.446,5 millones, según un análisis elaborado por Julio Calzada y Sofía Corina de la Bolsa de Comercio de Rosario.


También analizaron que para la cebada, con un área de implantar de 1 millón de hectáreas y un costo promedio de u$s 288 se necesitarían u$s 288 millones para la campaña que está a punto de empezar.

La mayor parte del costo de implantación de trigo y cebada está integrado con insumos dolarizados, algunos de los cuales, como por ejemplo el fosfato monoamónico (MAP), son el 100% importados.

A modo enunciativo, los principales inconvenientes que identifican los técnicos de la BCR son:

  •     El fuerte aumento en los costos de implantación y protección de este cultivo, junto con una elevada presión tributaria compuesta por impuestos, tasas y contribuciones que debe afrontar el hombre de campo (retenciones a las exportaciones, inmobiliario rural, tasa vial, Impuesto a las Ganancias, impuesto a los Bienes Personales, el Impuesto al Valor Agregado irrecuperable, etc.).
  •     Las fuertes restricciones a las exportaciones de trigo, que evitan la competencia entre la molinería y los exportadores generando diferencias entre el precio de mercado y el FAS Teórico.
  •     Los problemas para encontrar más compradores para el trigo de la campaña 2014/2015.
  •     Bajos precios internacionales del cereal y un mercado mundial que no muestra atisbos de recuperación.
  •     Los problemas del productor agropecuario para financiarse a tasas razonables.
  •     La complicada y demorada devolución de los derechos de exportación, con su consiguiente costo financiero por la inflación.


Según la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la BCR, se daría caída del 25% de la intención de cobertura en la cosecha de trigo 2015/2016, mientras en algunas zonas bajaría en un 50%. “Hay zonas donde expresan que no habría cambios respecto del año pasado y localidades donde reducirían la cobertura en un 50%. La necesidad de bajar el nivel de las napas en las zonas afectadas de Córdoba lidera el pelotón triguero, mientras que, donde los números ajustan con mayor crudeza, advierten que la proyección de resultados económicos son los peores de los últimos diez años”, se indicó.

“En el caso del trigo los rendimientos de indiferencia están entre los 3.500 y los 4.000 kilos por hectárea para campo propio con planteos tecnológicos de nivel medio”, manifestaron. Mientras que señalaron que “entre los factores positivos para la siembra están la rotación de cultivos, el control invernal de malezas, y la necesidad de bajar los niveles de las napas en las zonas afectadas de los departamentos de Marcos Juárez y Unión”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *