9 de mayo de 2015 22:25 PM
Imprimir

En Alvear esperan a Pérez y los ánimos están caldeados

El Gobernador irá hoy a la Fiesta de la Ganadería pero, como sabe que el recibimiento no será el mejor, hará los anuncios antes en el municipio.

General Alvear ya vive una nueva edición de la Fiesta Nacional de la Ganadería de Zonas Áridas. Rostros que no son de la villa cabecera departamental caminan por las calles, esperando el tradicional almuerzo que se sirve hoy en el predio de la Cámara de Comercio, en el que se espera la presencia ya acostumbrada del gobernador, Francisco Pérez.

Aunque en esta oportunidad también se rumorea la tensión puesto que las relaciones entre la comunidad alvearense y el Gobernador no han sido las mejores. A tal punto las cosas no están del todo bien, que lo realmente importante para Alvear, el dinero para la construcción del matadero y frigorífico municipal, será entregado en el despacho del intendente Juan Carlos De Paolo y no en el escenario donde Pérez dará su clásico discurso al mediodía de hoy.

En los corrillos alvearenses se cuenta que hubo una fuerte discusión entre los enviados del Gobierno y los hombres de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería. El choque, que ya es un clásico, fue por la cantidad de entradas que pide el Gobierno para participar de ese almuerzo. 

Es costumbre que el Ejecutivo pida muchos lugares para copar la parada con funcionarios de segunda y tercera línea, con el solo objetivo de tener un cordón de aplaudidores que ovacionen al Gobernador en su mensaje dedicado a los productores del lugar.

Según los observadores locales, el Gobierno originalmente pretendía 600 sillas en un salón en el que caben 1.800 personas sentadas. Todos esos lugares debían estar ubicados delante del escenario, como habitualmente los obtienen los funcionarios.

La Cámara habría ofrecido sólo 200 lugares y la discusión subió de tono. Es difícil precisar lo que se dijo. Habitualmente el Gobernador trae anuncios y convenios que se suscriben en el escenario ante todos los asistentes y el matadero es un viejo reclamo de los productores alvearenses y también una vieja promesa oficial.

Las relaciones entre la comunidad alvearense y el Gobierno provincial no atraviesan el mejor momento. El hecho que caldeó los ánimos fue el intento de aprobar la declaración de impacto ambiental para dos proyectos mineros sobre el oeste de San Rafael: Hierro Indio y Cerro Amarillo.

A eso hay que agregarle la situación con las aguas del río Atuel, los períodos de corta en el suministro para riego que obligan a los productores a regar cada 15 ó 18 días y el incremento del canon que cobra Irrigación.

En el Gobierno saben esto y parecen temer un momento hostil que termine en chiflidos para Pérez.
Las prevenciones no son infundadas. La de General Alvear es una comunidad levantisca, que no duda en expresar su descontento con cortes de ruta y demás protestas. 

Pérez llegará hoy a primera hora de la mañana y se reunirá con el intendente Juan Carlos De Paolo, que es candidato para un nuevo mandato y no le fue bien en las PASO. Junto al anfitrión, el Gobernador hará sus anuncios, incluido el del matadero frigorífico y después irá al almuerzo.

Por Alvear también están los candidatos de las dos principales fuerzas políticas en pugna: Frente para la Victoria y Frente Cambia Mendoza. Llegaron ayer, tanto el peronista Adolfo Bermejo, como el radical Alfredo Cornejo.

Los radicales están en campaña, buscando desbancar a De Paolo en las elecciones del 21 de junio, algo que después de las primarias creen posible. Para ello impulsan a su candidato, Walter Marcolini. Los oficialistas, en tanto, vienen a apuntalar a De Paolo, que aspira a ganar el derecho a un quinto mandato y el escenario se le presenta más complicado que lo esperado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *