11 de mayo de 2015 20:32 PM
Imprimir

Exportación chilena de vinos supera en un 88% a la argentina: ahora van por la colonización del mercado chino con preferencias arancelarias

Argentina no puede competir en la nación asiática

En los primeros cuatro meses de 2015 las declaraciones chilenas de exportaciones de vinos embotellados sumaron 456 millones de dólares. Se trata de una cifra 88% superior a las colocaciones externas registradas de vinos argentinos en el mismo período (242 M/u$s). ¿Por qué tanta diferencia?

Parte de la respuesta está en un entorno macroeconómico favorable: tipo de cambio adecuado para el sector exportador con una inflación anual del 4.1%. Pero no es el único factor: la industria vitivinícola chilena tiene un mejor acceso a mercados internacionales gracias a los catorce Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados en las últimas dos décadas.

“Chile es el país que más éxito ha conseguido a la hora de firmar acuerdos que impliquen desgravación arancelaria; esto en coherencia con su política comercial sumamente abierta”, indica un estudio publicado por el Observatorio Vitivinícola Argentino.

“Chile ingresa con arancel cero a EE.UU., Canadá y México (importantes mercados consumidores de vinos). Es miembro asociado al Mercosur, por lo que también tiene arancel cero para entrar a Brasil. Tiene un TLC con la Unión Europea (UE-28), que le provee el mismo beneficio. En resumen: no paga aranceles para entrar a ninguno de los grandes importadores de vinos del mundo”, añade.

Pero la gran ventaja la tiene en China, donde la bebida embotellada y a granel ingresa con un arancel del 6% y 2% respectivamente. Las demás naciones exportadoras de vinos (Argentina, Australia, Sudáfrica, Unión Europea, etcétera) pagan un arancel de 14% y 20%.

Gracias a esas ventajas, en 2014 Chile se transformó en el tercer proveedor de vinos embotellados de China (detrás de Francia y Australia) y en el primero en el rubro de vinos a granel (acaparando el 60% de la participación de mercado).

Las exportaciones argentinas de vinos a China –el próximo gran mercado importador del mundo ahora que los habitantes de esa nación asiática le tomaron al gustito de la bebida alcohólica– son marginales: en enero-abril de este año apenas sumaron 6,0 millones de dólares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *