11 de mayo de 2015 01:04 AM
Imprimir

Principio de acuerdo en el conflicto con los empleados del Frigorífico Nueva Victoria SA

CompartiremailFacebookTwitterEl jueves pasado trabajadores del Frigorifico Nueva Victoria SA (ex Guillermo Huarte) se apostaron al ingreso de la planta bloqueando la entrada, un intenso humo por quema de cubiertas fue el dato distintivo de esta protesta. Tras mantenerse dos días la medida de fuerzas, ayer al mediodía el conflicto se acordó en la Delegación local […]

El jueves pasado trabajadores del Frigorifico Nueva Victoria SA (ex Guillermo Huarte) se apostaron al ingreso de la planta bloqueando la entrada, un intenso humo por quema de cubiertas fue el dato distintivo de esta protesta. Tras mantenerse dos días la medida de fuerzas, ayer al mediodía el conflicto se acordó en la Delegación local del Ministerio de Trabajo, iniciar una etapa de negociaciones.

Miguel Guevara explicó a Paralelo 32 que en total desempeñan tareas 16 operarios, faenando entre 200 a 300 bovinos y una cantidad similar de cerdos. Se distribuía fuera del Departamento Victoria y también había entrega en carnicerías de esta ciudad cabecera. El reclamo obrero se centraba, según el entrevistado, en el pago por fuera de convenio de sus ingresos y demás reclamos que venían sosteniendo hace un tiempo, sumado a 6 despidos que profundizaron la disconformidad.

 

 

Respuesta

La respuesta por parte de uno de los integrantes del directorio no se hizo esperar, Marcelo Bossio negó en forma enfática que se haya pagado por fuera de convenio, afirmando tienen toda la documentación del personal al día. A su criterio, el tema se centraba en la falta de colaboración y cumplimiento por parte del personal. Bossio explicó que al principio los trabajos programados se cumplían con normalidad, pero posteriormente bajaron el nivel de productividad en forma manifiesta. Para no tomar medidas drásticas, en principio apelaron a las suspensiones, pero posteriormente como el problema seguía tuvieron que resolver la cuestión despidiendo a los que –a criterio de la empresa– no estaban cumpliendo como corresponde. La evidencia era que se generaban demoras y dejaban para la jornada siguiente trabajos que perfectamente podía terminar en el día.

Ayer viernes hubo una conciliación, labrándose actas en el marco de la actuación del Ministerio de Trabajo, a partir de las cuales se inicia una etapa de negociaciones y los empleados levantaron la medida de fuerza.

 

 

Realidad empresaria

El sector frigorífico no está pasando por el mejor momento, no obstante Bossio aseguró –en declaraciones a Paralelo 32-, que si bien la situación es difícil para el negocio de la carne, en el caso particular de la planta local el problema grave fue que la actual administración recibió la empresa en un visible estado de desorden. “La administración anterior fue pésima, porque nos encontramos con obstáculos y deudas que hemos ido afrontando, realizando renegociaciones para que la planta se ponga en pleno funcionamiento. En ese camino estamos, afrontando los pagos con capitales propios de socios, porque la empresa estaba trabajando a pérdida”. Bossio expresó sin embargo su confianza en que a esta situación la irán revirtiendo en poco tiempo.

 

 

Futuro

Actualmente están evaluando el nivel de crecimiento que han experimentado y consideró el entrevistado que el futuro presenta un panorama interesante. Han realizado muchas reuniones con distintos sectores, haciendo determinados compromisos y con buena posibilidad de tener trabajo permanente. Agregó que si bien están faenando algo de hacienda propia que comercializan, esencialmente están trabajando para terceros, entre ellos matarifes, abastecedores y cadenas de supermercados. “Estamos muy conformes con lo realizado hasta la fecha, que nos permitirá cumplir con compromisos y crecer”, señaló el empresario.

 

“Si nosotros pretendemos ser competitivos debemos ser eficientes con respecto al cumplimiento, porque es una demanda del cliente. Por eso necesitamos un personal comprometido, que “se ponga la camiseta de la empresa”, como sucede con cualquier industria en el mundo”, señaló.

 

Por su parte Pablo Salvador –otro integrante del directorio–, ratificó que han llegado a nuestra ciudad para llevar adelante este emprendimiento y se hicieron cargo de deudas contraídas por la administración anterior. “Tal vez otra persona en nuestra situación hubieran apelado al concurso judicial o a la quiebra, pero nosotros le estamos pagando la deuda a toda la gente, incluyendo los compromisos que quedaron pendientes en Victoria”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *