12 de mayo de 2015 11:35 AM
Imprimir

Analistas recomiendan vender la soja o cubrir los precios a futuro

Ante la quietud del tipo de cambio y precios que no se advierten con modificaciones al alza. Las agrodivisas volvieron a retroceder.
¿Vender o no vende la soja? es el dilema de la hora que enfrentan los empresarios del agro. No todos, claro, solamente aquellos con espalda financiera suficiente para mantener en viva la pregunta. 
 
Es que según el analista Pablo Adreani de AgriPac, la retención de la oleaginosa comenzó este año con mucha más anticipación que en 2014. La trilla no terminó aún, y los productores llevan vendido un millón de toneladas menos que el año pasado.
 
“Cuando se esperaba un aluvión de ventas ante la supuesta crisis financiera del sector, los excelentes rindes, record en muchas zonas del país, han amortiguado la caída en los márgenes bruto”, indicó Adreani. 
 
Paralelamente también el consultor remarcó que es record la “soja entregada a fijar por parte de los productores, condiciona el futuro ritmo de ventas e ingreso de divisas a partir del segundo semestre del 2015”, en estas condiciones habría unas 6 millones de toneladas.
 
Para Adreani “si el gobierno mantiene la actual política de atraso en el tipo de cambio en comparación con la inflación, y los precios de la soja no mejoran, entonces no tiene ningún sentido retener la soja para vender más adelante. Se pierde ganancia financiera”. 
 
Si además, hubiera “una baja en el precio de la soja en el mercado internacional para el segundo semestre del 2015, retener soja será entonces el peor negocio”. Como sucedió con los que retuvieron parte de la producción soja en el 2014 y la vendieron en el 2015.
 
Para que la estrategia de no vender el grano tenga éxito rentable deberían darse alguna de las siguientes dos condiciones o ambas: un fuerte aumento del precio internacional y/o una devaluación del peso frente al dólar que eleve los ingresos en moneda argentina.
 
Javier Buján de Kimei Cereales, la perspectiva es similar. Si el productor va a guardar soja tiene que tener en claro su financiamiento en el mientras tanto. Si dentro de 5 meses, por caso, la soja vale lo mismo entonces habrá pagado un costo financiero que el grano no le devolverá. Pero puede ser peor.
 
Para Buján “un daño mayor sería perder precio en dólares, situación que no se debería descartar en función de la proyección de cosecha Americana y retención de oferta Sudamericana (Argentina/Brasil), que pueden terminar confluyendo en el último trimestre del año”.
 
“Ante este escenario, existe la posibilidad en de tomar coberturas vía opciones que permite mantener el valor actual del mercado hasta el 24/10/15, por supuesto que si el mercado le da la derecha y termina siendo un mercado alcista por alguna razón, la cobertura tomada le permitirá capturar esa suba”, asegura el corredor de Kimei.
 
Entre tanto, la liquidación de divisas volvió a retroceder en la última semana según la información suministrada por la Cámara Ciara-CEC. En los últimos siete días (semana 18 del año) la liquidación de agrodólares se redujo un 39,5%, al verificarse ingresos por 584,86 millones de dólares.
 
En tanto el acumulado anual hasta el viernes último registra una disminución en la liquidación de divisas de 2.554 millones de dólares, respecto de lo liquidado a la misma fecha del año anterior, esos menores flujos de divisas representan una caída del 29,1% interanual.
 
Así los casi 6.218 millones de dólares que se llevan liquidados en 2015 representan la cifra más baja en los dos periodos de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, mientras que paradójicamente se espera una cosecha récord de granos en su último año de gestión.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *