13 de mayo de 2015 02:20 AM
Imprimir

Carne de conejo, nueva opción en México

Los índices de rentabilidad de su producción son de 24% a 33%.

La Secretaría de Agricultura ha impulsado cadenas productivas completas, es decir, sistemas con beneficios multifactoriales para: productores, investigadores, proveedores de servicios, procesadores, transformadores, generadores de valor agregado, comercializadores y consumidores. Estos esfuerzos han permitido el crecimiento de la cunicultura semi-industrial o industrial en México, donde hoy ya se encuentran proyectos productivos de conejos de tamaño mediano (150 a 400 conejas) y grandes (más de 600 conejas) en operación en diferentes partes del país.

Juan Manzola, Director de Asuntos Científicos de SPRIM México, señaló que la cunicultura es una iniciativa atractiva para emprendedores, para la cual el primer paso es informarse con respecto al mercado y competencia, de esta forma será posible definir en qué tipo de producción se desea especializar, es decir: conejo en pie, alimento para conejo, prácticas de manufactura, o en una cadena de transformación donde se obtengan productos y subproductos con valor agregado (madurados, embutidos, carnes marinadas o salchichas por ejemplo).

A nivel nacional, los estados  de Hidalgo, Puebla, D.F. y el Estado de México son los líderes en producción y consumo. Esto se debe a que las condiciones climáticas son favorables para la cría, asimismo la ubicación permite tener mayores accesos a puntos de venta. “En México tenemos clima y condiciones socioeconómicas favorables; pero un aspecto necesario es el interés de los consumidores, esto último potencializaría significativamente la cadena productiva, pues se produce en función a la demanda”, mencionó el especialista.

Al respecto el Dr. Juan Carlos Solís,  Productor y Procesador de carne de conejo en México, menciona que la cunicultura es una actividad económica rentable y que se requiere producción de carne de calidad. Por lo anterior es necesario implementar procesos de producción, transformación y transportación que garanticen la calidad e inocuidad del producto, para que llegue a manos del consumidor en las mejores condiciones.

El flujo de capital de la unidad cunícola comienza aproximadamente en el 4º mes y en lo sucesivo lo hará semanalmente. El proceso productivo de la carne de conejo en comparación con el de otras especies, permite a los involucrados tener un flujo de ingresos más constante y de corto plazo, derivados de la venta; asimismo el espacio operativo necesario es pequeño y el tiempo requerido es menor.

“Se puede considerar que una unidad de producción de 10 conejas puede generar un flujo de 1.20 kilos de carne de conejo cada semana. Los índices de rentabilidad de una unidad de producción de conejo llevada bajo estricto control y con instalaciones de tipo industrial, puede generar ROI de 24% hasta 33% una vez implantada”, mencionó el Dr. Solís.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *