13 de mayo de 2015 14:22 PM
Imprimir

El USDA y la zona en la que los números acomodan la expectativa y los precios centrifugan

CompartiremailFacebookTwitterEl tan esperado informe del USDA dió a conocer los números para la campaña 2015-16. Según los datos arrojados en el informe de ayer, el mundo al finalizar la campaña 2015-16 contaría con el record de 500 mill de t  sumando soja, maíz y trigo. Si bien el informe de maíz no fue alcista, tampoco […]

El tan esperado informe del USDA dió a conocer los números para la campaña 2015-16. Según los datos arrojados en el informe de ayer, el mundo al finalizar la campaña 2015-16 contaría con el record de 500 mill de t  sumando soja, maíz y trigo.

Si bien el informe de maíz no fue alcista, tampoco fue tan pesimista como lo que el comercio creía. Todos apostaban a mayor estimación en el rendimiento de maíz en función de las excelentes condiciones edáficas y climáticas que permitieron un excepcional avance de siembra (75%), muy por encima del promedio de los últimos años.

Los valores del maíz encontraron inicialmente algo de apoyo tras la publicación de los datos del USDA, pero al final de la sesión, esas ganancias se habían evaporado,  terminando básicamente sin cambios. La fuerza parecía venir más desde la cobertura de posiciones cortas, que desde los números del reporte.

El USDA elevó un poco las existencias de la cosecha vieja de maíz de USA. Y luego de todo el despliegue de números para la próxima campaña, se observó que las existencias para USA estaban dentro del rango de lo esperado por el mercado. Menos stocks que la campaña que termina, pero mirando en retrospectiva con respecto a los últimos años, nos encontramos nuevamente en una situación holgada en términos de stocks. A nivel mundial las existencias tanto para la vieja como para la nueva campaña fueron estimadas hacia arriba. Bastante más maíz.

En soja, si bien hubo un recorte en las existencias finales de la campaña 2014-15 producto de mayor estimación de exportación y molienda en USA. Este valor estaba establecido dentro de la expectativa del mercado. La sorpresa bajista en términos de precios fue apoyada por la estimación de las existencias finales de la campaña 2015-16 en 500 mill de bushels. (13,6 mill de t).

Por otro lado, la debilidad del dólar y la suba del petróleo en los últimos días, no pueden arrastrar a los comodities agrícolas debido a los fundamentales inherentes de cada uno de estos productos. Asimismo, el clima en USA no parece tener contraindicaciones, con la confirmación de “El Niño”. Mientras que esta noticia no es positiva para las producciones de Australia y Asia. Las plantaciones de palma estarían sujetas a prolongadas sequías en Indonesia, mientras que los cultivos de trigo en Australia podrían reducirse. India también sentirá el impacto adverso de El Niño con un monzón más débil.

Comienza una nueva campaña, que por ahora tiene mucho más de estimación que de realidad, queda mucho por recorrer. Hay muchas cosas que no las tenemos planeadas que pueden suceder, pero como siempre decimos… Si nos equivocamos en la lectura (que siempre suele suceder) tenemos que tener un plan de contingencia.

Por Celina Mesquida

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *