17 de mayo de 2015 15:44 PM
Imprimir

¿No hay dos sin tres?

EEUU ya viene de dos zafras de soja con altos rendimientos y el USDA proyectó una tercera. Los stocks en ese país llegarían a su mayor nivel en nueve años. El Niño ya está instalado y eso favorecería a los cultivos de soja tanto en el Hemiserio Norte como en el Hemisferio Sur

La siembra de soja comenzó acelerada en Estados Unidos, se confirma un año Niño y muchos se preguntan si no hay dos sin tres en el actual escenario de amplia oferta de la oleaginosa. Los farmers estadounidenses ya cerraron dos zafras de altos rendimientos y parecen que van por más. Así, las esperanzas son casi estadísticas (que no se den tres zafras buenas seguidas en EEUU y dos al hilo en América del Sur).

El martes 12 el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) divulgó sus primeras estimaciones sobre la campaña 2015/2016. La producción en ese país llegaría a 104,8 millones de toneladas, apenas por debajo del récord de la zafra anterior de 108 millones. Los stocks finales alcanzarían los 13,6 millones de toneladas –superaron la previsión de mercado- y serían los más alto desde la campaña 2005/2006. A nivel global proyectaron un nivel de existencias de 96,2 millones de toneladas, el cuarto incremento consecutivo. De confirmarse el número, los stocks mundiales habrían aumentado casi 78% en las últimas cuatro campañas agrícolas.

Para el Mercosur el USDA divulgó proyecciones que si bien son preliminares, fueron bajistas. Para Brasil pronosticaron una cosecha récord para ese país de 97 millones de toneladas frente a los 95 millones de la zafra 2014/2016. En el caso de Argentina habría una leve caída a 57 millones de toneladas desde el récord de 58,5 millones (casi 60 millones de toneladas según las bolsas de cereales) de la probablemente última zafra del gobierno K.

El mismo día del informe del USDA los servicios meteorológicos australianos y japoneses declararon que ya se entró en un episodio Niño. Los técnicos australianos indicaron que este evento tendrá sus picos entre la primavera y el comienzo del verano austral. En EEUU al igual que en América del Sur, un año Niño supone lluvias por encima del promedio lo que consolidaría las perspectivas de altos rendimientos.

La siembra de soja en EEUU comenzó a todo trapo. Al domingo 10 de mayo se había implantado el 31% del área proyectada frente al 20% del promedio de los cinco años anteriores. Si todo sigue bien en ese país desde el punto de vista climático, el mercado estadounidense volcará sobre setiembre una gran oferta de soja cuando todavía habrá un volumen relevante en el Mercosur.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *