18 de mayo de 2015 10:19 AM
Imprimir

La prospección de langostino deberá esperar

Por recomendación del INIDEP, el presidente del Consejo Federal Pesquero y representante del Ejecutivo, Miguel Bustamante, propuso esperar a que bajen los rendimientos en el paralelo 41 antes de prospectar el área de veda de merluza con vistas a dar apertura a la temporada en jurisdicción de la Nación.

La semana pasada el representante de la Provincia de Buenos Aires en el Consejo Federal Pesquero solicitó la urgente respuesta del INIDEP sobre su propuesta de realizar una prospección de langostino en un área de la veda de merluza con el objetivo de dar apertura a la temporada de pesca en aguas nacionales.

Durante la reunión de ayer, el Subsecretario de Pesca propuso, a partir de la recomendación dada por investigadores del INIDEP, posponer la realización de la prospección por dos semanas. Se prevé para entonces que las capturas extraordinarias que hoy se están dando en el paralelo 41 comenzarán a declinar, según los datos suministrados desde la flota comercial.

No solo la abundancia de recurso ha sido muy alta sino que la talla de los ejemplares allí capturados también, lo cual sería un indicio de fin de ciclo del langostino. Recordemos que es una especie de ciclo de vida corto, aproximadamente un año y medio.

Ante esta respuesta de los especialistas, el Consejo acordó poner como fecha estimada de inicio de la prospección el 27 de mayo. Momento en el cual a partir de un grupo limitado de buques con observadores a bordo, se evaluará la relación de langostino y by catch para determinar las áreas y tiempo de apertura de la temporada en aguas nacionales.

Ya se ha comprobado desde diferentes programas del INIDEP (langostino; by catch y merluza) que ante altas concentraciones de langostino la presencia de merluza es escasa. De hecho el by catch ha disminuido en los últimos años a partir del desplazamiento de la flota desde el Golfo San Jorge al área de Veda.

Si bien en altas concentraciones de langostino hay poca merluza, irrumpir en el área de veda cuando hay abundancia fuera de ella no sería una actitud responsable, sobre todo ante el vulnerable estado de la merluza y la falta de datos actualizados. Cuanta menos actividad haya en el área de veda siempre será mejor. Ése parece ser el principio que ha primado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *