18 de mayo de 2015 17:53 PM
Imprimir

Buscan mejorar el engorde bajo riego para impulsar la ganadería

CompartiremailFacebookTwitterEl desplazamiento de zonas ganaderas hacia áreas no tradicionales, como el sur mendocino, es aparentemente irreversible. En este contexto, la zona se ha transformado en el principal polo de ganado bovino de la provincia con alta potencialidad de crecimiento. La ganadería es una de las pocas producciones posibles en el secano, cosa que ocurre pese […]

El desplazamiento de zonas ganaderas hacia áreas no tradicionales, como el sur mendocino, es aparentemente irreversible. En este contexto, la zona se ha transformado en el principal polo de ganado bovino de la provincia con alta potencialidad de crecimiento. La ganadería es una de las pocas producciones posibles en el secano, cosa que ocurre pese a carencias como caminos ganaderos, comunicaciones y energía.

 

Pero eso es la cría, una parte del negocio. El otro es la recría y engorde, que se realiza en tierras bajo riego y con un alto potencial. En una provincia que consume casi medio millón de cabezas por año, no obstante, la producción anual provincial no alcanza a 25% de esa cifra, con terneros de destete, que luego son trasladados a zonas de engorde tradicionales, como la Pampa Húmeda o Córdoba. Entonces, la producción local cubre en realidad menos del 15% del consumo. 

 

Esto deja una balanza comercial desfavorable debido a la importante cantidad de cabezas que se compran fuera de la provincia como consecuencia de la falta de animales para satisfacer la demanda. A través de la modificación en los artículos 9 y 12 de la Ley 7074, correspondiente a la ley de incentivo de engorde bajo riego, buscan modificar la situación. En el artículo 12 se agrega una nueva categoría, desde que el animal nace hasta que se comercializa luego del destete. A su vez, se incrementa el porcentaje del subsidio en las demás categorías y aumentando también si se comercializa para su faena en la provincia. Otro aspecto importante es que se saca el pago a prorrata y se subsidia la totalidad de los quilos engordados en la provincia.

 

De acuerdo a datos que suministró a nuestro diario Osvaldo Fernández, productor y dirigente de la Específica de Ganadería, la producción bovina local posee aproximadamente el 31 % de las existencias ganaderas provinciales, y también un valor cercano al 30 % de los suelos aptos para el desarrollo de esta actividad. La cría del sur representa más del 70% de la actividad bovina total de la provincia. Además, en la zona, la actividad de engorde de ganado en pasturas bajo riego existe en pocas explotaciones.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *