19 de mayo de 2015 15:52 PM
Imprimir

Se corta la cadena de pagos por el paro portuario que frena la salida de granos

CompartiremailFacebookTwitterEl inminente paro nacional de trabajadores portuarios hace que a la fecha las cerealeras comiencen a cancelar la llegada de camiones con granos. Esto trajo como consecuencia atrasos en la cadena de pagos. La peor parte la llevará el Gobierno por el no ingreso de divisas al Central. En tres días vence la conciliación obligatoria […]

El inminente paro nacional de trabajadores portuarios hace que a la fecha las cerealeras comiencen a cancelar la llegada de camiones con granos. Esto trajo como consecuencia atrasos en la cadena de pagos. La peor parte la llevará el Gobierno por el no ingreso de divisas al Central.

En tres días vence la conciliación obligatoria que impuso el Ministerio de Trabajo a la Confederación General del Trabajo (CGT), con sede en el puerto de San Lorenzo, Rosario ligada al líder sindical Hugo Moyano, y si bien se podría extender a cinco días más, luego de éste llegará el cese de actividades en las 25 terminales portuarias donde están asentadas 40 plantas agroindustriales.

Con algo más de un mes de desencuentros entre sindicalistas y empresarios, “es un hecho que el paro arrancará desde Timbúes hasta Rosario”, adelanto a este diario el secretario general Edgardo Quiroga.

La discusión tiene hoy a la Federación de Aceiteros afiliada a la CGT pidiendo un aumento del 42% del Convenio Oleaginoso Portuario Agroexportador (COPA) que hoy es de 11.000 pesos para pasarlo a 15.000. Se trata de la escala más baja, pero en las altas las cuales representan el 80% de la plantilla el reclamo es del 48 por ciento. Las exportadoras ofrecieron el 24 por ciento. Ahora se paso a un cuarto intermedio para el jueves.

Esto trae aparejado varias cosas. Una y según los mismos operadores es que las cerealeras han dejado de dar precios o en algunos casos ese precio esta fuera de la realidad de las operatorias. “Lo que hace que provoque serios daños en la cadena de comercialización, ya que a dos semanas de iniciado el fuerte del conflicto, mucha mercadería no ha podido ser entregada y por ende no se ha podido cobrar, obligando en muchos casos a no cumplir compromisos de pago asumidos, y que fueron previstos con el tiempo suficiente para su cancelación”, dijeron desde Kimei Cereales.

La situación hace que las exportadoras ya comenzaran a cancelar los cupos para el ingreso de camiones a las terminales ante el paro, dado el miedo de no poder descargarlo. El productor es el primer perjudicado puesto que debe afrontar sus gastos frente a los vencimientos de campaña.

El hecho que la CGT ingrese al conflicto hará que se plieguen los demás gremios: administrativos, seguridad, maestranza, estibadores, entre otros.

De darse el paro, los costos serán muy altos. Para empezar las exportadoras deberán pagar alrededor de u$s20.000 por cada barco que se demora en salir de los puertos. Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), hasta el 15 de junio esta previsto el embarque de 4.3 millones de toneladas entre granos y subproductos valuadas en u$s1.500 millones. De ese total un 14% corresponde a soja por u$s230 millones, mientras el 40% lo tiene la harina con u$s619 millones.

El Centro de Exportadores de Cereales (CEC), señaló ayer que la semana pasada ingresaron 746 millones, siendo el más alto en lo que va de 2015 y superando en un 11% en comparación con la misma semana pero del año pasado. En el acumulado, el retroceso es del 26% demostrando que pese al alto volumen de venta el precio que hoy tiene la soja hace que lleguen menos dólares.

A esto se suma la fuerte retención del productor que por ahora pareciera estar entregando la soja vieja y guardando la nueva. Sobre datos de la cartera agropecuaria al 6 de mayo los 11,6 millones de toneladas de porotos que esperan precio -aumentaron un 10%- tiene un valor de 400 millones de dólares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *