20 de mayo de 2015 12:10 PM
Imprimir

Monsanto celebró el anuncio en materia de semillas como un avance

La firma aclaró igualmente que continuará con el procedimiento implementado para el cobro de su tecnología en la soja Intacta.
La empresa Monsanto Argentina emitió un comunicado este martes luego de conocerse la decisión del gobierno de emitir un DNU para el sector semillero con la creación de un registro de Uso propio de los productores y la obligación de cobrar la regalía por parte del propietario de la tecnología en la venta de semilla y no en el grano producido.
 
La multinacional “considera muy positivas las ideas vertidas por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Dr Aníbal Fernández, en la reunión realizada en el día de hoy (por el martes) en dicho Ministerio entre los integrantes de las cadenas de cultivos y las autoridades nacionales”.
 
Seguidamente, Monsanto expresó su “beneplácito por las expresiones brindadas por el Ministro Fernández respecto a la decisión del Gobierno Nacional de promover  la biotecnología como política de Estado, y reafirmar que las biotecnologías patentadas deben contar con un adecuado reconocimiento a la propiedad intelectual”.
 
La firma de bandera norteamericana remarcó que “vemos con agrado que haya un debate para instalar políticas públicas para resolver el problema del mercado ilegal de semillas y la bolsa blanca, que conspira contra la investigación y desarrollo”.
 
En cuanto a la tecnología Intacta RR2 Pro, que disparó críticas diversas desde las entidades gremiales ruralistas por convenios voluntarios de fiscalización y cobro por parte de la empresa de manera directa o indirecta, Monsanto ratificó que “seguirá adelante con la implementación de un modelo de negocios que garantice el reconocimiento de sus derechos a través del cobro de una contraprestación por cada uso de su biotecnología”. 
 
Fuentes del sector semillero y de la producción de granos indicaron a El Enfiteuta que hasta ahora todo el que pagó por la tecnología lo hizo de manera voluntaria, ya sea al momento de comprar la semilla fiscalizada, o de común acuerdo cuando tras un análisis se detecta la tecnología en cuestión al momento de la venta del grano. 
 
Para la firma semillera la variedad Intacta “vino a cubrir un bache de 18 años sin nuevos eventos biotecnológicos en soja. Por los beneficios que genera, gracias al aumento en los rindes y al ahorro en el uso de insecticidas, está siendo rápidamente adoptada como opción por los productores  en  todo el país”. 
 
“Monsanto se encuentra comprometido a trabajar con los productores y los grupos relevantes de la industria, los socios y las agencias gubernamentales para asegurar que las nuevas biotecnologías estén disponibles para los productores argentinos a través de múltiples opciones que permitan incrementar los beneficios económicos, sociales y ambientales”, señaló la Compañía.
 
“El reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual es clave para mantener el ciclo de la innovación agrícola en toda la industria, para atraer las inversiones necesarias, mantenernos competitivos en el comercio mundial y, en última instancia, para apoyar la introducción continua de nuevas tecnologías”, concluye el comunicado.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *