20 de mayo de 2015 17:37 PM
Imprimir

Nuevas condiciones impuestas por maltería determina cambios a la siembra de cebada

CompartiremailFacebookTwitterMientras lentamente se viene consolidando la intención de siembra, seguramente por debajo de otras zafras de invierno, con una reducción importante del área de trigo, las nuevas condiciones comerciales anunciadas por maltería determinan que los productores se vuelquen a la siembra de cebada. Así lo confirmó a EL TELEGRAFO el ingeniero agrónomo Luis Simean, gerente […]

Mientras lentamente se viene consolidando la intención de siembra, seguramente por debajo de otras zafras de invierno, con una reducción importante del área de trigo, las nuevas condiciones comerciales anunciadas por maltería determinan que los productores se vuelquen a la siembra de cebada.
Así lo confirmó a EL TELEGRAFO el ingeniero agrónomo Luis Simean, gerente de la filial Paysandú de la Cooperativa Agraria Nacional (Copagran), quien aseguró que “se viene inscribiendo un área interesante de cebada, menor a otros años, pero por encima de lo esperado y las expectativas de algunos meses”.
Explicó que la zafra de invierno de trigo “comenzó con algún ciclo largo, aunque por el momento se vienen recibiendo inscripciones y reservas de semilla y no hay apresuramiento por sembrar”, y la siembra “se consolidará en los últimos días de mayo y principio de junio”.
El empresario sanducero indicó que “está condicionando la decisión de los productores una nueva pauta comercial que ha sacado la maltería en los últimos días, mejorando las condiciones comerciales”, acotando que “aquellos que tenían los rastrojos prontos o que tenían la duda de sembrar, esta nueva alternativa ha determinado que muchos tomaran la decisión en estos días de sembrar cebada”.
En las condiciones hay dos aspectos que apuntan a la parte comercial de fijación de precios y al paquete de insumos: “La nueva alternativa que ofrece maltería es la opción de fijar un 50% de la venta al 50% del valor del trigo en Chicago, lo que hoy se posiciona en el eje de los U$S 205, y un 50% a una referencia fija de U$S 220 la tonelada”.
Simean explicó que “esto determina que una venta que hoy realice un productor quede en el entorno de U$S 210 a U$S 212 de promedio la tonelada puesta en Paysandú”. Indicó que, por otro lado, “maltería está asegurando un paquete de insumos a U$S 180, que incluye 100 kilos de semilla, 100 kilos de fertilizantes binarios y 150 kilos de urea. Haciendo una cuenta rápida y fijando hoy por ejemplo 1.000 kilos de cebada, se estaría asegurando ese paquete de insumos básicos”.
En aquellas chacras donde “los rastrojos quedaron bien, en donde se puede salir a sembrar sin entrar en gastos mayores de laboreos, el productor está tomando la decisión de sembrar”. Para el gerente de Copagran, “lamentablemente el trigo no aparece con opciones comerciales claras. Si bien hay una recuperación de precios interesantes en Chicago, el mercado local sigue retraído sin movimientos comerciales para el trigo incluso de la zafra anterior, determinando que la gente tenga muy pocas ganas de sembrar trigo”.

 

La zafra de trigo anterior contó con una producción de 2.000.006 toneladas, cifra que mostró un incremento de 75% respecto al ejercicio agrícola 2012/13. Se plantaron unas 620.000 hectáreas con rendimientos de 3.317 kilos por hectárea, según datos de la Oficina de Programación y Políticas Agropecuarias (Opypa) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

 

RUSIA
El gobierno de Rusia eliminó el arancel a las exportaciones de trigo introducido el pasado 1º de febrero. La noticia fue confirmada primero en la cuenta oficial de Twitter del gobierno ruso, el viernes. A su vez, el ministro de Agricultura de ese país, Alexandr Tkachov, agregó: “Para nosotros es muy importante que el valor de los cereales sea rentable para los productores”, en alusión a la suspensión del arancel, que estaba previsto se suprimiera a partir del 1º de julio. El ministro además habría solicitado que la medida de supresión se adelantase.
El impuesto era del 15% del valor aduanero más 7,5 euros por tonelada, pero no menor a los 35 euros. El gobierno ruso introdujo el tributo tras el brusco incremento de las exportaciones de trigo, favorecidas por la significativa depreciación del rublo durante 2014, con el consiguiente aumento de los precios en el mercado interno. Según el ministerio, tras la imposición de arancel las exportaciones de trigo se redujeron a menos de la mitad, hasta 1.400.000 toneladas, durante ese período.

 

SOJA
Aunque puede quedar un área muy chica sin cosechar de chacras de segunda que están atrasadas, la cosecha de soja en la región está prácticamente terminada, dijo Simean. Se estima que el volumen promedio de la cosecha de soja en el país oscilará entre 2.000 y 2.200 kilos por hectárea, lo que se debe claramente a que el déficit hídrico afectó muchas chacras sojeras en el peor momento, cuando las plantas estaban en pleno llenado de grano y eso provocó caída en los rindes.
En otros casos, las lluvias a tiempo ayudaron a los cultivos a recuperarse. De todos modos, el déficit hídrico se notó claramente en algunas zonas productivas en esta cosecha y las más afectadas fueron las sojas de segunda (como segundo cultivo). Para la oleaginosa los precios giran en el entorno de U$S 350 y al productor le quedan entre U$S 310 y U$S 330 por tonelada, según la ubicación.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *