21 de mayo de 2015 22:09 PM
Imprimir

Vieira vuelve a faenar en Argentina

El país austral abre el próximo día 28 la campaña del langostino, la primera en la que participará la pesquera viguesa en casi tres años

La flota de Vieira en Argentina regresa al caladero. Hace casi tres años que los barcos de la pesquera viguesa en el país austral permanecen amarrados en Puerto Deseado, los mismos que han pasado desde que el gobierno de la provincia de Santa Cruz decretó la intervención de sus bienes como paso previo para la expropiación. Solo después de un complicado y largo proceso político-judicial, la cámara legislativa provincial derogó la ley de expropiación y la compañía pudo recuperar los activos -siete buques, una planta de transformación de pescado y un almacén frigorífico- en diciembre pasado.

 

Desde entonces, la primera preocupación de la empresa fue poner a punto todas las propiedades para recuperar la actividad cuanto antes, además de avanzar en «las mil y una cuestiones burocráticas, incluidos los acuerdos con los trabajadores que optaron por pedir la baja», explica el propietario de la firma, Eduardo Vieira, que explica que el desembolso total entre reparaciones e indemnizaciones ha superado los 2,5 millones de euros.

 

Con el fin de garantizarse la vuelta al trabajo en las mejores condiciones económicas, Vieira firmó un acuerdo con el grupo local Newsan, que ha puesto 1,5 millones de euros, una inyección fundamental, ya que la filial de la pesquera está en suspensión de pagos. La deuda total es de unos 16 millones de euros. El acuerdo incluye el compromiso de alquilar a Newsan tres barcos durante cuatro años, además de venderle las capturas que realice el resto de la flota. También ha alquilado un buque a una compañía coreana.

 

Prevista en principio para el pasado 17 de mayo, Argentina abrirá finalmente el 28 la campaña del langostino. Será el día que los tres marisqueros que explotará Vieira pongan rumbo al caladero por primera vez en casi tres años. «Por las prospecciones que se han hecho estos días parece que hay bastante langostino», afirma Eduardo Vieira.

 

También la planta de transformación y el almacén frigorífico están ya listos para arrancan la producción. «La idea era que estuvieran ya en marcha, pero la burocracia es mucha y los permisos se han retrasado. Menos mal que en estos últimos meses apenas ha habido descargas y con tal motivo hay poco pescado que almacenar o transformar», señala Vieira.

Retomar la actividad en la filial argentina supone poder incrementar la facturación del grupo hasta en un 25 %.

 

 

El frigorífico de Rande, al 70 % de ocupación

Eduardo Vieira asegura que el grupo está haciendo frente a sus compromisos económicos. «Los ordinarios están cobrando lo acordado en convenio», explica en relación a los compromisos adquiridos con los acreedores el pasado año para superar el concurso. «Las filiales de Senegal y Perú están funcionando muy bien, y el almacén de Rande está prácticamente al 70 % de ocupación», asegura. La pata que faltaba era Argentina, y vuele a ponerse en marcha el día 28

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *