22 de mayo de 2015 23:38 PM
Imprimir

Inminente cierre de Frigorífico Arroyo

El levantamiento de la barrera sanitaria se postergó y los propietarios del único matadero y frigorífico de la región estiman que deberán cerrar el comercio antes de fin de año por la pérdida de dinero que les genera la falta de ganado. "Hasta acá llegamos" manifestó el propietario de la empresa.

La crisis que atraviesa la empresa Arroyo es irreversible y en consecuencia el cierre del único frigorífico de la región es inminente. Así lo considera su propietario, que tras la prórroga del levantamiento de la barrera sanitaria de Río Colorado perdió las esperanzas de recuperar la cantidad de ganado que necesitan para lograr estimular el negocio.

 

Frigorífico Arroyo ya cerró todas sus sucursales de venta al público y debió vender algunas propiedades para generar ingresos a corto plazo. La empresa aún sostiene el empleo de 80 personas y su cese de actividades afectaría a todos los trabajadores de la planta y a productores de la región que faenan sus animales en el único matadero en 500 km a la redonda.

 

El propietario de la empresa, Daniel Arroyo explicó a La Mañana de Radio Seis que en el mes de marzo mantuvieron una reunión con el Ministerio de Agricultura de la Nación, el gobernador Alberto Weretilneck y numerosos productores de la región a quienes les prometieron levantar la barrera el 15 de abril, pero eso no ocurrió y el Senasa decidió prorrogar la medida.

 

De esa manera, la crisis que ya atraviesa el frigorífico hace años y el constante declive económico de la empresa ante la negativa de levantar la barrera provocará en pocos meses el cese de actividades.

 

“Hoy nosotros tenemos un frigorífico con 80 personas y no se puede tener mucha menos cantidad de gente, hemos cerrado todas las carnicerías porque estabamos perdiendo plata en cada una de ellas. Ésta es una planta que llegó a faenar 3 mil animales, hoy nosotros deberíamos faenar 1200 para estar en equilibrio y no podemos faenar más de 400 porque no hay debido a que no se corrió la barrera y no puede pasar hacienda a Río Negro y por otro lado lo poco que hay vale 30 pesos el kilo vivo cuando en La Pampa o Buenos Aires vale 18” explicó Arroyo.

 

“Con lo que pagamos tenemos que competir contra la carne deshuesada que viene de la mesopotamia rionegrina que es donde está la producción. Es como tener una panadería y no tener harina, acá tenemos que tener animales y no los tenemos” comparó.

 

“Todo esto nos lleva a que hace unos cuantos meses estemos perdiendo mucho dinero entonces llega un momento en que decimos `hasta acá llegamos´. Hemos vendido propiedades, he presentado una convocatoria de acreedores pero es como un agujero negro: todo lo que le metés se va” graficó el propietario del frigorífico y señaló que “llegamos a una situación límite”. 

 

Para Arroyo, en la actualidad la barrera “no es una barrera sanitaria sino una barrera comercial” porque “hay intereses creados” sostuvo y denunció que existe gran cantidad de comercio ilegal de carne en toda la provincia. “A todo ésto, lo peor es el contrabando feroz que hay, hoy las barreras no funcionan porque el 80% o 90% del asado es de contrabando y eso está generando desde el punto de vista de salud una situación tremendamente importante” señaló.

 

“En su momento la barrera tuvo sentido porque había aftosa en el país y hubo que hacerlo, pero ahora hace 10 años que no hay aftosa en el país” indicó Arroyo.

 

El comerciante recordó que en su peor época han llegado a importar ganado en pie de Chile “porque no teníamos qué faenar” y actualmente no pueden hacerlo porque “ahora nos dijeron que políticamente no corresponde traer ganado de Chile”.

 

Arroyo explicó que la crisis que atraviesan “es una cosa que me excede, que no sé cómo actuar y hay un momento que tenés que decir basta”.

 

Por último concluyó que “ésto va a generar un grave problema socioeconómico en la región porque somos los únicos en 500 km a la redonda. El otro día nos llamó el Foro de Concejales para que le faenemos corderos y chivos a fin de año pero no les firmamos porque no vamos a estar a fin de año. Ahora ¿dónde se van a faenar los animales de los productores? ¿qué se va a hacer con los lanares?” reflexionó Arroyo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *