24 de mayo de 2015 01:01 AM
Imprimir

Ganarle de mano a EE.UU: las razones de Brasil y Uruguay para apurar un Tratado de Libre Comercio con Europa

La amenaza del denominado “Acuerdo Transatlántico”.

Las autoridades de los gobiernos de Brasil y Uruguay consideran una prioridad estratégica la realización de una Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea para que intentar evitar que las exportaciones de alimentos a ese mercado pierdan competitividad (y terminen siendo desplazados por EE.UU).

Agustín Tejeda Rodríguez, Nelson Illescas y Nicolás Jorge, investigadores de la Fundación Inai, evaluaron el impacto de diferentes escenarios comerciales –por medio de sistemas de simulación– en las exportaciones agroindustriales de las naciones socias del Mercosur.

¿Qué podría suceder si, en el marco de las negociaciones para lograr un Acuerdo Transatlántico (TTIP), la Unión Europea eliminara aranceles y barreras comerciales a exportaciones provenientes de EE.UU? En tal escenario el principal producto afectado sería la carne bovina.

“El impacto más importante se observa en Uruguay, puesto que este producto representa una proporción importante de las exportaciones uruguayas al mercado comunitario”, señala el trabajo de Inai.

¿Qué sucedería si, en cambio, el Mercosur es el que logra establecer un TLC con Europa? Los principales beneficiarios en tal escenario serían Brasil (por mayores ventas de azúcar y carnes) y Uruguay (carne vacuna). La Argentina, si bien también se vería beneficiada por mayores ventas de proteínas rojas, ganaría una enorme competitividad en alimentos elaborados por economías regionales (ajos, cítricos, arroz, legumbres, maní, etcétera).

El trabajo del Inai muestra que si el TLC con la Unión Europea, además de la eliminación de aranceles, lograra terminar con buena parte de las barreras para-arancelarias, el potencial exportador de alimentos se incrementaría de manera significativa al abarcar a una mayor cantidad de productos (como manzanas y peras).

¿Qué sucedería si el TLC Mercosur-Unión Europea comenzara a regir de manera simultánea con el Acuerdo Transatlántico? Los investigadores del Inai señalan que las ventajas del primero lograrían compensar con creces la pérdida de competitividad relativa generada por el TTIP.

“De ese modo, bajo la lupa de estos resultados, la negociación entre el Mercosur y la UE-28 cobra una renovada importancia para nuestro país ante el nuevo contexto de negociaciones”, considera el trabajo.

“Debe notarse que la temporalidad en la conclusión de ambos acuerdos jugará un importante papel. Seguramente el efecto positivo sobre las exportaciones argentinas del cierre del acuerdo entre Mercosur y la UE sería menor si este último cierra primero el acuerdo con EE.UU. Los productores y exportadores estadounidenses podrían aprovechar durante ese tiempo las ventajas de un mejor acceso al mercado de la UE para posicionar sus productos y desplazar a sus competidores”, añade.

Vale recordar que la Argentina ha perdido las preferencias que gozaba para el ingreso a los mercados de EE.UU. y la UE-28 (otorgadas unilateralmente por estos países en el marco de sus Sistemas Generalizados de Preferencias). En el primer caso, el país fue excluido del esquema en represalia por el incumplimiento de los fallos del Ciadi, mientras que en el segundo fue dado de baja luego de que un cambio en la normativa comunitaria estableciera que los países que calificaran como “economías de ingreso medio” por tres años consecutivos no podrían seguir siendo beneficiarios del sistema.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *