24 de mayo de 2015 14:51 PM
Imprimir

El matadero de Padcaya funciona hace 5 años sin licencia ambiental

BOLIVIA : Son al menos cinco años que el Matadero Municipal de Padcaya funciona sin licencia ambiental. Pero con licencia de funcionamiento del propio Municipio y del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), el agua contaminada que sale de ahí da vida a la quebrada que pasa por detrás de ese centro de faenado.
 En la entrada se podía observar la licencia de funcionamiento emitida por el Gobierno Municipal de Padcaya, y unos dos pasos más adentro estaba la del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).
Tres empleados desarrollaban el trabajo del sacrificio del ganado vacuno. Dos de ellos se encontraban correctamente uniformados, con botas de goma  de color blanco y overol. Trabajaban con una cierra en la mano que a ratos la reemplazaban por un cuchillo para descuartizar los animales.
Otro de los funcionarios estaba al fondo del matadero, vestía ropa casual y unas ojotas. Lavaba con una manguera las vísceras que se encontraban en el piso. El agua, ya teñida de color rojo por la sangre, se conducía a los diferentes canales que se encuentran dentro del matadero, para luego desembocar por un caño de plástico de color blanco, a una quebrada ubicada a menos de 10 metros.
Cuando este medio se dirigió hacia el lugar donde desembocaba el agua, descubrió un primer desagüe, entonces una funcionaria, de nombre Mariela Cruz, dijo que trabajaba en la unidad de Desarrollo Productivo e impidió que se continúe con la observación. Luego empezó a fustigar a los periodistas. Posteriormente optó por reprender a los trabajadores del matadero, y les reclamó el que hayan permitieron ingresar al lugar a este medio de comunicación.   
Según la Intendente Municipal, Claudia Soruco, el matadero funciona sólo para el abastecimiento local, y por día carnean dos o tres cabezas de ganado. Pero por la demanda de los  lunes y viernes,  el faenado sube a seis cabezas por cada jornada.
Es importante recordar que, por motivo de refacción del Matadero de Cercado, en abril las autoridades de este municipio anunciaron que el sacrificio de animales vacunos se realizaría por 60 días en Padcaya y San Lorenzo, es decir, hasta mediados del mes de junio.
Por otro lado, Soruco dijo que el agua que sale del centro de faenado de Padcaya no tiene un tratamiento final, y minimizó esta situación porque cree que no contamina “mucho”, ya que el color que sale no es “muy” rojo.          
La autoridad reconoció que el matadero funciona sin licencia ambiental, pero aseguró que se encuentra en trámite, aunque no pudo  precisar cuándo se empezó con el proceso.  Además, dijo desconocer por qué no se tramitó antes. Comentó que ella trabaja hace cinco años allí, pero cuando entró ya había esa dificultad.              
Por su parte, el responsable del Senasag – Tarija, Normando Solano, señaló que existen algunos mataderos que tienen este problema, pero especificó que salió una resolución (no especificó cuál) que facilita regular esa situación, la que permitirá adecuar estos de establecimientos.
“Existen mataderos que tienen este problemita, pero con la resolución se podrá regularizar esta situación”, comentó.  
Asimismo, la primera autoridad departamental del Senasag mencionó que, cada dos años, los mataderos deben tramitar el registro sanitario.

 

Centros de faeno y la  advertencia de cierre

En los últimos tres años, fueron reiteradas las ocasiones en las que el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria, de manera conjunta con el Servicio Departamental de Salud, advirtieron sobre el cierre temporal y hasta definitivo  de algunos mataderos. Entre los más recientes se hallan los de San Lorenzo, El Valle  y Cercado. Esto porque que incumplen con las condiciones de infraestructura, procedimiento para el faenado, entre otros aspectos.

 

 
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *