24 de mayo de 2015 21:08 PM
Imprimir

Trabajadores “en alerta” por crisis en frigorífico Arroyo

El propietario del frigorífico transparentó al Sindicato de la Carne, que “no quiere recibir ayuda” económica del Estado y, si no se corre la barrera sanitaria “cierran la fábrica”. Los trabajadores no descartan tomar la planta.

La situación límite que atraviesa el Frigorífico Arroyo alarma a sus 90 trabajadores. Si bien luego que el Gobierno Provincial activara el reclamo a Nación para el corrimiento de la barrera sanitaria, y la unificación del estatus sanitario ganadero en Río Negro -reconocido como zona libre de aftosa sin vacunación- la posibilidad de cierre del frigorífico local sigue latente.

Por la compleja situación, el pasado viernes en Buenos Aires, autoridades del Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de Provincia, responsables de esa cartera a nivel nacional, y referentes del SENASA, en Buenos Aires, mantuvieron una reunión. A partir del encuentro, que se repetirá en el lapso de 10 días, mejoró la perspectiva del corrimiento de la barrera sanitaria, pero todavía no hay definiciones.

Esa ambivalencia, llevó al propietario del frigorífico, Daniel Arroyo a advertir a los trabajadores sobre el posible cierre de la fábrica. “Está la posibilidad de que se resuelva, de que se abra el corredor, se corra la barrera, o se saque. Se está avanzando. Y la reunión en Buenos Aires fue positiva. Pero Arroyo quiere cerrar”, señaló a ANB el Secretario Adjunto del Sindicato de la Carne, Manuel Mardones.

“Arroyo quiere plantar bandera e irse”, agregó y transparentó que “circularon rumores que indican que a fin de mes presentan la quiebra”, infirió.

La conducción del gremio mantuvo un encuentro con Arroyo el pasado viernes por la tarde, y “le planteamos que el Gobierno está gestionando el corrimiento de la barrera, que se está avanzando, pero no quiere recibir ayuda estatal de ningún tipo (Repros o subsidios), y se está vaciando la empresa”, denunció Madrones.

Desde hace meses los trabajadores cobran los salarios de manera desdoblada. “Nosotros estamos alertas. Se quieren ir, y llegado el momento, seguramente vamos a tomar la planta”, advirtió.

Y esbozó que si así lo determina el desarrollo de los acontecimientos, “vamos a recuperar la fábrica, con ayuda del Estado”.

Y sobre la profunda crisis en el frigorífico profundizó: “Arroyo está entregado”.

Lo cierto es que para obtener hacienda, el frigorífico debe comprar a precios fuera de mercado, y según denunció, en el último tiempo sufrió un agudo desfinanciamiento, pese a los reiteraros auxilios millonarios del Estado. Oportunamente, Arroyó esgrimió que necesitan con urgencia el ingreso de animales para faena, y la barrera sanitaria impide el ingreso de ganado en pie desde el norte del río Colorado.

El próximo martes, los trabajadores, algunos enrolados en el Sindicato de la Carne y otros en la Asociación de Empleados de Comercio, presentarán a la Intendenta un petitorio para que agilice las gestiones nacionales para el corrimiento de la barrera sanitaria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *