26 de mayo de 2015 13:26 PM
Imprimir

El precio de importación del glifosato cayó al nivel más bajo desde 2012: en el último año descendió casi 24%

Siguen firmes las importaciones argentinas.

En lo que va del presente mes de mayo se declararon importaciones argentinas de glifosato técnico por 4111 toneladas a un valor promedio ponderado de 4,35 u$s/kg versus 6043 toneladas por 5,70 u$s/kg en mayo de 2014.

 

El valor registrado en lo que va de mayo de 2015 es el más bajo de los últimos tres años: en mayo de 2012 el precio promedio ponderado de importación había sido de 4,01 u$s/kg (ver gráfico).

 

Los costos de elaboración de herbicidas en China –principal nación exportadora del herbicida– cayeron de manera significativa en los últimos meses a partir del fuerte descenso registrado por los precios de los commodities energéticos. Además, a fines del año pasado las autoridades monetarias chinas promovieron una depreciación del yuan para mejorar la competitividad de las empresas exportadoras.

 

Otro factor bajista para el glifosato es que próximamente comenzarán a ingresar al mercado estadounidense nuevos eventos biotecnológicos orientados a relevar a los cultivares e híbridos con tolerancia a dicho herbicida. Se trata de eventos de soja y maíz –desarrollados por diferentes compañías– que cuentan con tolerancia a los herbicidas 2,4-D, dicamba, mesotriona e isoxaflutol.

 

Otro dato es que el uso no-agrícola del glifosato está registrando un derrumbe luego de que en marzo pasado la International Agency for Research on Cancer (Iarc), organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud, indicara que existe “evidencia limitada” de que el herbicida es “probablemente cancerígeno para humanos” (categorización en la cual también fue incluido el “mate caliente”). La aplicación de glifosato, por ejemplo, acaba de ser prohibida en Holanda para uso doméstico y en Colombia para fumigaciones de cultivos ilícitos.

 

En diferentes regiones agrícolas argentinas el uso del glifosato debe combinarse de manera creciente con otros herbicidas ante la expansión –numérica y geográfica– de malezas resistentes a glifosato.

 

De todas maneras, la importación argentina de glifosato técnico, lejos de retroceder, sigue firme en los últimos años de la mano del creciente proceso de sojización. En lo que va de 2015 (al 25/05) se declararon ingresos de producto por 28.304 toneladas versus 29.041 y 32.065 toneladas en enero-mayo de 2014 y 2013 respectivamente.

 

En los primeros cinco meses de 2012 y 2011 se habían registrado importaciones argentinas de glifosato técnico por 20.723 y 21.962 toneladas respectivamente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *