26 de mayo de 2015 13:51 PM
Imprimir

El sector ganadero busca a un nuevo titular para el IPCVA

Con un panorama poco alentador, los productores y las industrias no se entregan a los próximos meses de políticas estandarizadas a la baja y empiezan a dar desde hoy el debate final para conocer al titular de un nuevo período al frente del IPCVA.

Por Elida Thiery – El panorama para la carne no es muy alentador desde la Argentina. Caída de exportación, caída de consumo, y un horizonte que salvo que llegue el cambio de política, no parece repuntar fácilmente.


Para el Ing. Dardo Chiesa la cuestión está muy clara. “Si uno mira los precios internacionales, como los de la Cuota Hilton, las cifras cayeron, no porque la cotización en Euros decayó, porque sigue costando 13 mil euros la tonelada, sino porque se devaluó respecto al dólar, de un 36 por ciento en otro momento, a sólo cuatro por ciento más caro que el dólar en este tiempo. De todos modos, en el último año la carne, tomando precios en dólares hubo una suba de 8,4 por ciento, en relación a un 17 por ciento de la baja para la soja, por lo tanto la tendencia indica que la carne se comporta de una manera distinta, por el comportamiento de la demanda en el sudeste asiático, lo cual hace que la carne sea un producto más valorizado. Si se mira la relación de carne y maíz, nunca estuvo tan barato el kilo de maíz para transformarlo en carne, lo cual es una situación que viene para quedarse, en función que al bajar el precio del petróleo, quedan más granos disponibles para forraje en vez de derivarlos al etanol”.


El marco internacional es alentador, pero el país no está en condiciones de competir por la exportación. El delegado por Confederaciones Rurales Argentinas y expresidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina es muy concreto al respecto. “Hay que abrir la exportación, abrirla en serio, porque si analizamos que tenemos unas retenciones del 15 por ciento, no llegan a ser relevantes, porque desde mi punto de vista personal, el 15 por ciento de cero, es cero, entonces si no hay toneladas para exportar, no hay que aportar nada, esa falta de venta termina no significando nada para la caja del Estado, ni para mí como productor.

 

La situación de hoy es tener desbalanceada la producción y el consumo. Fue el propio Ministro de Agricultura el que puso como objetivo exportar el 20 por ciento de lo que se produce y que quede en el país el 80 por ciento de la carne, pero en realidad estamos en el tres por ciento de ventas al exterior, así que negocios no se están haciendo”. Por eso cree que hay que avanzar en las transacciones para luego discutir el impacto de las retenciones, que no deberían estar impuestas.


Mientras todo esto está estancado hace diez años, sin un gobierno interventor en el IPCVA por no haber funcionado la estrategia para quedarse con la caja a la que aportan productores y frigoríficos, existe una transición extensa para definir a un nuevo presidente, que suceda a Gonzalo Álvarez Maldonado.


“Estamos en una situación que está prevista por la ley, que dice que el nuevo presidente debe ser electo por acuerdo de las cuatro entidades. No ha habido un acuerdo, hay distintas instancias que están previstas, que si bien esto no había pasado nunca, por tener dos entidades que piensan una cosa y las otras, otra, seguimos dentro de los tiempos legales para poder acercar posturas. Evidentemente cuando lleguemos a la última instancia, alguno depondrá su posición o habrá consenso”.


Lo que Chiesa explica es que si bien CRA no impulsa a ningún nombre como presi-denciable, “se debería continuar con el convenio de rotación de representantes de las diferentes entidades”, dándole sentido a la secuencia iniciada por Arturo Lavallol por la Sociedad Rural Argentina, a Chiesa mismo por la entidad presidida por Rubén Ferrero, luego y actualmente con mandato cumplido Gonzalo Álvarez Maldonado por Coninagro; y ahora es tiempo de la Federación Agraria. El nombre elegido por los federados es el de Ulises Forte, un dirigente que con el tiempo se plegó mucho al Gobierno nacional y esto despierta en SRA y Coninagro un rechazo que es el que debe lograr consenso o cambio con plazos que empiezan a correr desde hoy.


Según pudo saber CASTELLANOS, será este 26 de mayo que el presidente interino, que sigue siendo Álvarez Maldonado, llame a una asamblea con un plazo mínimo de cinco días corridos, donde las cuatro entidades del campo estarán representadas y propondrán un nombre, pero del consenso entre ellas se deberá lograr la votación afirmativa de un representante del Estado, de tres de las industrias cárnicas nucleadas en Ciccra, Consorcio ABC y la Unión de la Industria Cárnica (Unica), además de tres referentes de provincias y la Asociación Productores de Carne Bovina Argentina (Aprocaboa).


Pero en concreto SRA y Coninagro quieren un período más de Álvarez Maldonado, que fue muy medido en su gestión, campeando temporales como el de la idea de avanzar sobre el IPCVA y hacer de mano del Estado un Instituto de Promoción de todas las carnes, como si vacas y ovejas fueran lo mismo, mientras que FAA va por Ulises Forte como un guiño en lo que queda de este Gobierno a la Casa Rosada, que parece estar de moda entre la dirigencia federada desde finales de 2014, mientras que CRA quiere consenso.


El debate en serio se abre hoy y en poco menos de un mes el nombre consagrado se dará a conocer, para seguir trabajando por la ganadería argentina, en un concepto más sólido, más formal y que reposicione al país en el mercado mundial, más allá del nombre y la tradición, sino con cifras concretas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *