27 de mayo de 2015 18:01 PM
Imprimir

Control de una infección sub clínica de Circovirus Porcino tipo 2 (CVP2)

Estudio realizado en un rebaño porcino de alto estatus sanitario: comparación de dos vacunas comerciales en un estudio de campo masivo.

Introducción

Actualmente el Circovirus Porcino tipo 2 (CVP2) es considerado como uno de los patógenos más importantes para los cerdos domésticos a nivel mundial, causando importantes pérdidas económicas a la industria porcina. Los signos clínicos atribuibles a CVP2 se han resumido como enfermedad asociada al Circovirus Porcino (PCVD) (1). Por lo tanto, se ha asociado al CVP2 con desempeñar un papel en trastornos de la reproducción, el llamado complejo respiratorio porcino (CRP), enteritis, dermatitis porcina y el síndrome de nefropatía (PDNS) y neumonía proliferativa y necrosante (PNP) (2). Incluso sin signos clínicos manifiestos, diferentes evidencias en campo indican que la vacunación de CVP2 es capaz de mejorar los parámetros productivos (ganancia diaria de peso (GDP), porcentaje de retrasados, condición corporal y peso de la canal) en escenarios de infección subclínica de CVP2 (3). El éxito de las vacunas comerciales que controlan la PCVD es incuestionable. Sin embargo, su impacto en los escenarios de la infección subclínica es todavía un tema de debate. Por lo tanto, el objetivo del presente estudio fue determinar la eficacia de dos vacunas comerciales para controlar la infección subclínica de CVP2 en condiciones de producción.

 

Materiales y métodos

Se estudiaron un total de 69,810 cerdos, haciendo de ésta, la prueba más grande hasta la fecha de acuerdo a nuestro conocimiento. Los cerdos se originaron a partir de 4 granjas de cerdas de la misma compañía. La genética, la alimentación y el manejo fueron los mismos, con certificación ISO 9000 y 14000. Los cerdos fueron destetados a los 21 días de edad y se criaron en instalaciones de destete venta con capacidad para 1,700 cerdos por galpón, fueron separados por sexo y origen, con alimentación y ventilación automática, hasta los 180 días de edad. Se formaron dos grupos lado a lado de acuerdo con el flujo de producción como se muestra en la Tabla 1.

 

 

 

Las vacunas usadas en este estudio fueron; Circumvent® PCV, 2 ml a las 3 y 6 semanas de edad (2 dosis) y la Vacuna B, 1 ml a 3 semanas (dosis única). En esta empresa la única vacuna utilizada en cerdos de engorde es contra CVP2. Además, a 35 cerdos de cada grupo se les colocó un arete en la oreja, y se tomaron muestras de sangre a las 5, 8, 11, 16, 20 y 25 semanas de edad. Las muestras se procesaron para la detección de CVP2 a través de qPCR en el Laboratorio de MSD en Boxmeer – Holanda y se midieron anticuerpos usando un Kit para ELISA comercial (BioChek – Reino Unido). El ratio muestra/positivo (S/P) en el ELISA, se utilizó para calcular los títulos de anticuerpos de acuerdo con las instrucciones del fabricante (figura 1 y 2). 

 

 

 

 

 

Resultados

Los resultados fueron analizados estadísticamente por una prueba de T student (tabla 2).

 

 

 

Conclusiones

y discusión Circumvent® PCV tuvo una mejor conversión alimenticia con respecto a la Vacuna B, en una granja con un alto estatus sanitario, estos resultados fueron estadísticamente significativos, lo cual se tradujo en más de 3.5 dólares de ganancia por cerdo.

 

 

 

Referencias

1.Segales J et al. 2005. A.H.Res.Rev.6:119-142.

2.Segales 2012. Virus Res 164:10-19

3.Young M G et al. 2011. J Swine Health Prod. 19: 6.


Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *