28 de mayo de 2015 03:32 AM
Imprimir

Intervino Kicillof pero el paro aceitero sigue en pie

Fracasó una reunión con el ministro de Economía. Las pérdidas son millonarias. Aparece el desabastecimiento

El conflicto de los trabajadores aceiteros sumó ayer un nuevo capítulo al fracasar el diálogo con el ministro de Economía, Axel Kicillof, y la huelga, que ingresó en el día 24 continúa con piquetes en las plantas del cordón industrial ubicado entre San Lorenzo y Timbúes y otras 40 plantas aceiteras paralizadas. Más de un centenar de buques seguían demorados a raíz de este problema y también por la varadura de embarcaciones, con pérdidas millonarias y primeros síntomas en firme de desabastecimiento.

El secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra, confirmó al término de la reunión con Kicillof que “no hubo acuerdo. Avanzamos en el sentido de explicarle al ministro cuál era nuestra posición, que no es un capricho, ni es electoral. Queremos llegar a un arreglo, y que los trabajadores se sientan satisfechos”, dijo.

“Después de 23 días de paro, aún no hemos logrado un acuerdo, no ya con las empresas, sino con el gobierno. Con las empresas arreglamos el viernes pasado llegar a un 36 por ciento de aumento, pero el Ministerio de Trabajo no lo acepta. Hay una cuestión política en el medio que estamos tratando de revertir en estos días”, expresó Yofra.

El sindicalista aseguró que continuarán con la medida de fuerza hasta que homologuen el acuerdo, porque “no hay otra herramienta”, y aseguró que es “mentira” que el incremento de salarios se traslade al precio del aceite.

Mientras tanto, Andrés Alcaraz, vocero de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), dijo que “hay líneas completas del producto que ya no se encuentran en las góndolas en algunas provincias”. El directivo descalificó por “invasivos” los piquetes que protagoniza la Federación Aceitera en el extremo norte del cordón industrial “sin tener jurisdicción para actuar”, y advirtió que la protesta ya provocó un costo superior a los u$s 400 M desde que se inició a principios de mes.

Ayer se registraba escasez de aceite de girasol en supermercados de Capital Federal y Gran Buenos Aires, Mendoza, Neuquén, Resistencia y Corrientes, y la situación es más grave en los pueblos pequeños del interior, a donde los productos llegan con menor frecuencia.

En el medio del conflicto, se armó una polémica en torno al alcance de las negociaciones entre la federación y las empresas. El vocero de la Cámara negó que exista un acuerdo del 36 por ciento de aumento pendiente de homologación por parte del ministerio de Trabajo. “No hay un acuerdo susceptible de ser homologado, y no es cierto que haya un acuerdo del 36 por ciento. El único acercamiento que hubo estuvo restringido al salario mínimo del 27,8 por ciento, nada más. Pero hay muchas otras cosas pendientes por arreglar”, aseguró Alcaraz.

Yofra salió al cruce. “Nosotros acordamos con las empresas un aumento del 36 por ciento el cual consiste en el 27,8 en el básico, el resto en el presentismo, y hay una parte que es no remunerativa. No salimos a inventar una cifra de estas características. Si no cerramos en ese 36 por ciento, no vamos a cerrar”.

La cantidad de buques demorados para atracar en los puertos granarios, ya suman más de un centenar y medio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *