28 de mayo de 2015 03:56 AM
Imprimir

Se complicó la comercialización de soja en un mes clave

CompartiremailFacebookTwitterMayo es el mes en que tradicionalmente la Argentina se constituye en el mundo en el más grande exportador de harina y aceite de soja, pero este año transita una parálisis en la comercialización de la oleaginosa debido a conflictos salariales y varaduras de buques. Así lo consignó un análisis realizado por los especialistas Patricia […]

Mayo es el mes en que tradicionalmente la Argentina se constituye en el mundo en el más grande exportador de harina y aceite de soja, pero este año transita una parálisis en la comercialización de la oleaginosa debido a conflictos salariales y varaduras de buques.

Así lo consignó un análisis realizado por los especialistas Patricia Bergero y Julio Calzada, del Departamento de Economía de la Bolsa de Comercio de Rosario.

El complejo oleaginoso nacional sufrió un conflicto que enfrentó a los trabajadores aceiteros con las empresas industriales y exportadoras del sector.

Este problema es particularmente grave por las cuantiosas pérdidas económicas que ocasionó derivadas de incumplimientos de compromisos de embarques, paralización de exportaciones de granos y derivados, menor entrada de divisas al país, caída de los ingresos fiscales, dificultades logísticas para el productor con mayores costos asociados y ruptura de la cadena de pagos, entre otros factores.

La situación se ha dado en el mes más importante para el complejo oleaginoso argentino, ya que mayo es normalmente el mes de mayores ventas externas de harina y aceite de soja de todo el año.

Habitualmente, Argentina provee en ese mes el 75% de la demanda mundial mensual de aceite de soja y el 58% de la mensual de pellets de soja: en poroto de soja, exporta cerca del 15% de la compra el mundo en mayo.

“La importancia de mayo para la comercialización de granos y las exportaciones nacionales de productos del complejo oleaginoso muestra la necesidad de encontrar una pronta solución a cualquier conflicto que como el aceitero genere importantes pérdidas para la economía nacional”, dijeron los especialistas.

En la campaña 2013-2014, la anterior a la actual las exportaciones mundiales de aceite de soja fueron de 7,2 millones de toneladas.

“Hay una nula operatoria comercial en los mercados de concentración de negocios y empiezan a presentarse problemas en la cadena de pagos con proveedores y bancos”, expresaron.

Se suman cuantiosas pérdidas económicas por incumplimientos de compromisos de embarques, paralización de exportaciones de granos y derivados, menor entrada de divisas al país y caída de los ingresos fiscales.

La información del sistema SIOGRANOS mostró que entre abril y la primera quincena de mayo se vendían a razón de 365.000 toneladas de soja como promedio diario.

En la última semana se vendieron unas 147.000 toneladas como promedio diario y “considerando que la capacidad de procesamiento está en torno a las 211.000 toneladas cada 24 horas, eso significa que el tonelaje negociado diariamente serviría para ocupar el 69% de esa capacidad instalada”.

“Pero, como difícilmente todo se destine a procesamiento, el porcentaje sería menor”, indicaron.

Si bien la varadura de un buque en el canal principal del río Paraná evitó el paso y la navegación desde el día 18, hay un total de 54 buques detenidos arriba de San Pedro.

Según la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas, habría 39 buques río arriba sin poder zarpar producto del cierre del canal principal más 15 buques que están, además, afectados por el paro del gremio aceitero.

A eso se suman los buques que no pueden subir por el Paraná: 34 fondeados en el Río de la Plata, de los cuales 18 se verían afectados por el paro aceitero y así en definitiva, de los 88 buques demorados, 33 lo están por el paro aceitero.

Esta situación se ha dado en el mes más importante para el complejo oleaginoso argentino, ya que en mayo del 2014 Argentina exportó 3 millones de toneladas de harina y 580 mil toneladas de aceite y ese mes fue el de mayores ventas externas de harina y aceite de todo el año.

La Argentina en mayo del 2014 proveyó el 75% de la demanda mundial mensual de aceite de soja y el 58% de la mundial mensual de pellets de soja.

En poroto de soja, en mayo del año pasado Argentina exportó 1,5 millones de toneladas, cerca del 15% del total mundial y “esto sucede habitualmente en todos los meses de mayo y junio de cada año”, explicaron.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *