29 de mayo de 2015 03:27 AM
Imprimir

Expertos piden una segunda “revolución verde” en el agro

ESPAÑA : Afirman que el control biológico se ha estancado y cada vez hay más plagas sin solución natural.

GlobalGap Tour 2015 arrancó ayer con las visitas programadas a la explotación agrícola de Clisol Agro y la comercializadora Murgiverde, donde profesionales llegados de Austria, Alemamia y de distintos puntos del país, así como de Europa, han mostrado su sorpresa al conocer el grado de eficiencia productiva y de gestión de los recursos disponibles para la producción bajo abrigo de Almería.

Por la tarde comenzó el ciclo de ponencias del Tour GlobalGap, un evento que ha logrado reunir a cerca de 200 asistentes en la que es la única cita europea de la gira que GlobalGap hará por todo el mundo para dar a conocer las últimas novedades en materia de certificación así como, las principales demandas de las cadenas de supermercados, y que contó con la presencia de Guy Callebaut, presidente del Consejo de GlobalGap y vice presidente de BelOrta (subasta cooperativa de Bélgica) y de VBT (Asociación de Cooperativas Hortofrutícolas de Bélgica).

De los ponentes, destacó la charla de Jan van der Blom, responsable del Departamento de Control de Plagas de Coexphal, que aseguró que a pesar de la enorme extensión de la aplicación de la fauna auxiliar, “el sistema se ha quedado un poco estancado y se detectan cada vez más plagas contra las cuales no existen soluciones en control biológico. Esto es debido al escaso margen que tienen las empresas de control biológico, limitando sus recursos disponibles para I+D. Es fundamental que todos los implicados, incluyendo las cadenas de distribución de frutas y hortalizas, sean conscientes de estas limitaciones, defendiendo los intereses del control biológico a todos los niveles”.

Carolina Carral, responsable del Equipo Técnico de IPL, central de compras de la cadena británica Asda, con su intervención ‘Creciendo en Europa con Wal-Mart / Asda y GlobalGap’, explicó que el modelo de International Produce and Logistics “es un modelo directo, del productor al supermercado. Esto nos permite conocer los problemas potenciales del producto en origen y atajarlos antes de que lleguen a nuestros lineales y llegar con producto más fresco a la mesa de nuestros consumidores en el Reino Unido. Formamos parte activa de GlobalGapy exigimos que todos nuestros productos esten bajo el alcance de certificacion”.

Carral explicó que “en GlobalGap valoramos un sistema de auditorías independentes que reduce la duplicacion de protocolos, con lo que los costes para los productores no se incrementan. Además de implementar sistemas de control que validen buenas prácticas agrícolas buscamos en GlobalGap otros módulos que consideramos cruciales como sosteniblidad y producir de forma éticamente responsable. Desde septiembre del año pasado estamos comprobado el porcentaje real de agricultores bajo el alcance de GlobalGap y es a día de hoy del 89%”. Desde IPL pujan por alcanzar el 100%.

Fuente:

Publicidad