30 de mayo de 2015 11:51 AM
Imprimir

Senasa habilitó ingreso de hacienda para Bariloche

Está destinada a los dos frigoríficos en crisis. Proviene de la zona entre los ríos Negro y Colorado.

Los dos frigoríficos en crisis ubicados al sur de la barrera sanitaria animal podrán trasladar hacienda para faenar de la zona buffer, ubicada entre los ríos Negro y Colorado, una vez que el Ministerio de Agricultura de la Nación emita la resolución mediante la cual se flexibiliza el corredor sanitario.

 

La medida alcanzará a los frigoríficos Arroyo (Bariloche) y Carnes Rionegrinas (Jacobacci) que podrán comprar hacienda en pie, carne con hueso y subproductos cárnicos al norte de la barrera sanitaria, ubicada en la margen del río Negro, donde se encuentra el mayor stock de ganado vacuno de la provincia en la denominada zona libre de aftosa con vacunación.

 

Este “corredor sanitario” especial para los dos frigoríficos entrará en vigencia en 15 días, según anunció la municipalidad de Bariloche tras una reunión con autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), los senadores Miguel Pichetto y Silvina García Larraburu, y Daniel Arroyo, propietario del frigorífico local.

 

La flexibilización de la barrera sanitaria generó confusión por la limitada información y el gobernador Alberto Weretilneck acusó ayer de tratarse de una “medida de campaña” del candidato a gobernador por el Frente para la Victoria y puso en duda la eventual solución al entender que se trataba de una apertura de la barrera sin control sanitario, que afectaría la calificación de zona libre de aftosa sin vacunación, algo que luego fue aclarado por el Senasa que remarcó que no se habilitará el paso de hacienda del norte del río Colorado.

 

El director regional del Senasa, Ricardo Sánchez, confirmó a “Río Negro” que el organismo “sancionará una normativa específica que autorizará el tránsito regulado y controlado de animales vivos de especies susceptibles a fiebre aftosa de la Patagonia Norte A (entre los ríos Negro y Colorado) hacia la Patagonia Norte B (por debajo del río Negro)”.

 

 

No es para exportar

Sánchez aclaró que los controles previstos incluyen la identificación de animales y se resguardarán los acuerdos interna- cionales por lo que no se permitirá el envío de hacienda a plantas de faena dedicadas a la exportación.

 

El frigorífico de Bariloche, diez días atrás acusó una profunda crisis con riesgo de cierre, motivada por los altos costos de la hacienda para faenar y el bajo stock que se encontraba al sur de la barrera sanitaria, que lo llevó a caer en la producción con una faena que pasó de 3.000 cabezas de ganado a 500 por mes.

 

Según estimaron, se necesitan al menos 1.200 cabezas para que el frigorífico no pierda plata, pero más si es que se quiere una mayor rentabilidad.

 

En la semana, trabajadores se movilizaron por las calles de la ciudad en defensa de su fuente de trabajo

Fuente:

Publicidad