30 de mayo de 2015 12:39 PM
Imprimir

En la Bolsa de Rosario advierten que este año habrá “un invierno muy frío para el sector productivo”

Especialistas del agro sostienen que la cosecha de trigo cayó un 25% respecto de 2014. El "veranito extendido" atenta contra los planes de los productores y amenaza con congelar a la zona núcleo. "Es la campaña más difícil" para el céreal, dicen

Especialistas del agro estima que la cosecha de trigo para este año será un 25% inferior a la de 2014. Así, será la campaña de granos finos más “fría” de los últimos años, según indicó este viernes la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“Estamos viendo que hay muy poca intención de siembra, con menos tecnología, hay un clima entre los productores de que se busca limitar las inversiones, se está enfriando la economía del interior, es un invierno muy frío para el sector productivo”, explicó Cristian Russo, uno de los responsables de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la entidad y autor del informe.

En declaraciones a la agencia de noticias NA, Russo señaló: “se está poniendo más feo el panorama, es la campaña más difícil para el trigo que hemos visto, es lo que observamos cuando viajamos y recorremos campos”.

En la ventana para la siembra de ciclos largo hay muy poca actividad de sembradoras, inclusive en “campos propios” y existe morosidad en la toma de decisiones, “evitándose inversiones, negociándose arrendamientos bajo un clima incierto y mínima comercialización de la gruesa”, informó la GEA.

“La ausencia de las bajas temperaturas típicas del otoño añade una pizca de extrañeza al año. La preparación de los barbechos de invierno comenzó pero se espera la ocurrencia de una fuerte helada para evitar mayores costos con la primera aplicación”, explicaron los analistas.

De todas formas, en profundidad las reservas de humedad son óptimas para el desarrollo del ciclo del trigo, sin embargo “a esta altura, en la campaña pasada las máquinas estaban en plena actividad y ahora la situación está dominada por la lentitud y la cautela””Día a día en el campo se profundiza la incertidumbre respecto al trigo y en vez de afirmarse los planes de siembra, hay dudas de concretar lo proyectado inicialmente. Se confirma que será la campaña con menor uso de tecnología“, indicaron.

Sostuvieron que “cae la intención respecto de las dosis de fertilizantes a aplicar y la incorporación de nuevos materiales genéticos”.

“La baja en la superficie de trigo no sería compensada por la cebada u otros cultivos invernales. En la región, el área de cebada aumentaría apenas un 3% respecto del año pasado”, dijeron.

El panorama es desalentador: “Se están realizando las primeras aplicaciones de los barbechos, pero hay sojas o maíces guachos que se desarrollan ante la falta de heladas y dificultan el control”.

“Algunos campos propios no se están tratando (con herbicidas) al esperar que una helada evite incurrir en mayores costos en esta primera aplicación. El pulso de las ventas de precampaña va aletargándose. Respecto del año pasado hay menos consultas y menores cierres de ventas por decisiones que se postergan”, manifestaron.

De este modo, los arrendamientos están en un “tira y afloje” mientras que las expectativas es que cierren con menores valores.

En números absolutos ya se habrían incorporado poco menos de 180.000 hectáreas de trigo en todo el país y un 63 % de esa superficie se concentra en tres provincias, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, precisó el Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Fuente:

Publicidad