30 de mayo de 2015 12:14 PM
Imprimir

Alarma: sacrifican 36 caballos de carrera argentinos con enfermedad mortal para los humanos

Ocurrió en Chile. Los equinos dieron positivo en Muermo, una enfermedad infecciosa producida por una bacteria y que ostenta una mortalidad del 95% si no es tratada a tiempo. El mal es altamente contagioso

Una dura y triste noticia, a la vez de gravedad sanitaria, entregó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Chile: 36 caballos de carrera que ingresaron desde Argentina, debieron ser sacrificados considerando que presentaron indicios positivos de Muermo, enfermedad infecciosa y de alta letalidad para el ser humano, causada por la bacteria Burkholderia mallei que afecta principalmente a los equinos, asnos o mulos.

 

Esta patología es altamente contagiosa y se caracteriza por una alteración y flujo de la mucosa nasal, transmisible a los seres humanos.

 

Recientes publicaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) advierten que el muermo es transmisible a los humanos por contacto directo con animales enfermos u objetos infectados y contaminados: “En la enfermedad aguda sin tratar puede producirse un 95% de mortalidad en tres semanas”. recalcan.

 

Pero, ¿por qué se debieron tomar medidas extremas y matar a estos animales?, porque esta enfermedad actualmente no habría estado presente en el territorio nacional. Con el sacrificio, se evita -según los expertos- la expansión de la bacteria a otros animales y a las personas.

 

Según el SAG, la confirmación de los hechos la dio el laboratorio oficial del organismo, tras varias muestras que resultaron positivas y que fueron realizadas entre el 22 de abril -fecha de su ingreso- y el 14 de mayo, manteniéndose los animales como reaccionantes positivos en todas las pruebas aplicadas, las que además fueron corroboradas por el laboratorio de referencia de la Unión Europea en Francia, además del Laboratorio Friedrich Loeffler Institut de la OIE en Alemania.

 

Los equinos se mantuvieron en cuarentena en un fundo ubicado en la comuna de Talagante, lugar en el que también se encontraban otros caballos nacionales.

 

Por ello, siguiendo estrictamente los protocolos internacionales para estos casos, la Dirección Regional Metropolitana del SAG emitió la resolución exenta 1406/2015, que da cuenta que “el plantel en su conjunto presenta una situación epidemiológica que hace indispensable eliminar todos los posibles medios de transmisión de la enfermedad con la mayor celeridad posible”, declaran desde el Servicio.

 

“Por su parte, el Ministerio de Salud avaló la decisión del SAG, debido al grave riesgo para la salud humana que hubiese significado la no aplicación de dicho procedimiento”, aseguran desde el SAG

Fuente:

Publicidad