30 de mayo de 2015 10:47 AM
Imprimir

Cuidado al cosechar y almacenar el canguil

Aunque el nombre es maíz pisingallo, la mayoría identifica a esta variedad de grano como canguil. Este tipo de maíz, también ...

Aunque el nombre es maíz pisingallo, la mayoría identifica a esta variedad de grano como canguil. Este tipo de maíz, también conocido como “palomero” no tiene mayores cifras sobre su cultivo en el país, pese a tener una gran acogida entre los consumidores locales.
Este tipo de grano tiene un tamaño de casi la mitad de un grano de maíz común, con un color principalmente anaranjado o amarillo. El maíz en el país se da principalmente en las provincias de Imbabura, Pichincha, Los Ríos, Guayas, Manabí, Loja y Tungurahua.
Las temporadas cálidas son las más recomendables para su siembra. Si se hace el proceso en épocas de baja temperatura, es necesario tratar la semilla con fungicidas e insecticidas sistémicos a fin de proteger el grano del ataque de insectos.

 

 
Cultivo
Para sembrar maíz para canguil se necesitan terrenos fértiles, con textura, liviana y libres de malezas. Es recomendable plantar cada semilla a una profundidad de aproximadamente 3,8 centímetros y a una distancia de 5 centímetros entre una y otra, la distancia entre filas debe ser de unos 40 centímetros. En la etapa de floración la planta de canguil requerirá de una irrigación abundante, de al menos dos a tres veces semanales, sin empapar la plantación. Sin embargo, pasados los tres primeros meses el riego debe realizarse una vez a la semana para que el tallo empiece a secarse.
Es recomendable aplicar una vez al mes un fertilizante rico en nitrógeno a cada fila de plantas, durante los tres primeros meses.

 

 
Cosecha y almacenamiento
Es preferible hacer la cosecha cuando el grano haya logrado una humedad de entre 13,5% y 15,5%, procurando que sea lo menos agresiva posible para no perder el producto. Por ello es necesario ajustar la velocidad de la trilla. Es importante que el grano se mantenga en buenas condiciones porque si se parte o fisura, la cosecha puede perder su calidad, por la afectación a su expansión y la comercialización del grano.
Las mazorcas se deben cortar del tallo cuando su exterior ya se haya secado, para proceder con el desgranado, para luego acondicionarlo. Este proceso consiste en poner a secar los granos a temperatura ambiente y de preferencia no mayor a 17°C. Cuide que el secado no sea a temperaturas muy elevadas porque el grano puede volverse frágil y romperse con la manipulación.
Luego de ser estabilizado, el canguil se clasifica por tamaños y almacena en bolsas de papel o polipropileno microperforadas con el fin de que el grano pueda respirar, manteniéndolo a una temperatura ambiente de alrededor de 10°C. (ABT)

Fuente:

Publicidad