2 de junio de 2015 17:30 PM
Imprimir

Brasil no abrió su frontera a la fruta del Valle

Postergación de definiciones potencia la crisis. Muchas empresas del Valle están siendo afectadas.

El gobierno de Brasil postergó el anuncio que estaba previsto ayer sobre la apertura de su frontera para la importación de fruta argentina.

“Esperábamos noticias positivas para hoy (por ayer), pero lamentablemente no se dieron”, confió Jorge Cervi, director de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), al ser consultado por el tema.

Brasil es hoy el principal destino de la oferta exportable del Valle. Anualmente se venden hacia ese destino alrededor de 190.000 toneladas de peras y manzanas generando una facturación superior a los 250 millones de dólares por año.

Las expectativas de los exportadores y la actividad frutícola en general estaban puestas en la normativa brasileña que permita liberar las licencias de importación para poder volver a vender a ese país. Autoridades políticas y sanitarias nacionales habían adelantado que existían posibilidades ciertas de que el 1 de junio la frontera con Brasil fuera reabierta para las pomáceas del Valle. Pero nada de esto sucedió. Muchos son los cheques que están dando vueltas en el mercado que dependen de las futuras ventas a Brasil.

Fuentes del Senasa aseguraron que hasta la fecha no han tenido respuesta alguna de la propuesta enviada por la Argentina para restablecer el comercio de frutas. El organismo nacional había presentado un informe a sus pares brasileños donde se preveía fortalecer el Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) para el control de la carpocapsa en toda la región del Valle y Mendoza buscando de esta manera minimizar los efectos de la plaga sobre toda aquella fruta que tenga destino las góndolas de Brasil. En el escrito también se le exigía abrir su aduana a partir del 1 de junio, fecha que consideraban más que apropiada para reiniciar los envíos frutícolas.

Previo a este informe, las autoridades sanitarias del vecino país habían adelantado que la frontera recién se iba a abrir a partir del 1 de julio. Todo parece indicar que esta sería la fecha definitiva para reiniciar el comercio entre las partes, lo que aumentaría sensiblemente las pérdidas económicas de la actividad valletana.


“La fruticultura siempre fue una moneda de cambio en las negociaciones con Brasil. No hay que descartar que hasta que no se defina el nuevo acuerdo automotor con el vecino país exista la posibilidad de volver a exportar fruta hacia este destino”, confió otro empresario que prefirió mantenerse en el anonimato. Cabe recordar que la Argentina y Brasil no lograron alcanzar un acuerdo por el nuevo protocolo automotor y se comprometieron a continuar las negociaciones, con el fin de consensuar el programa que debiera regir a partir del 1 de julio.

 

Plata a los productores

Por su parte, el gobernador Alberto Weretilneck dijo ayer en Cipolletti que los más de 50 millones que la Nación le cobró a Río Negro tendrían que destinarse a los productores. “Sería un buen gesto si algún funcionario nacional nos ve, nos escucha o nos lee que sepan que los productores frutícolas están necesitando esa plata”, indicó. Además opinó que el senador Miguel Pichetto tendría que comunicarle a la presidenta que su decisión “es un exceso”.

Sobre la posible apertura de la frontera de Brasil, Weretilneck manifestó que “sería una buena noticia que nuestras empresas puedan exportar a Brasil, sería una gran noticia pero hasta que entré aquí no había ninguna confirmación”. En cuanto a la crisis de la fruticultura adelantó que la provincia está trabajando en un plan sanitario para luchar contras las plagas y la carpocapsa. También prometió seguir pagando por los daños del granizo.

Cabe recordar que el jueves los productores saldrán a las rutas y anunciaron que cortarán todos los ingresos al Alto Valle.

Fuente:

Publicidad