2 de junio de 2015 17:41 PM
Imprimir

Los productores que vendieron soja en mayo pudieron obtener un ingreso adicional de hasta 1400 $/ha gracias al empleo de la tecnología comercial

Con coberturas de precios y cambiarias.

Muchos empresarios sojeros tienen que desprenderse de parte de su producción a precios bajísimos para pagar arrendamientos, deudas comerciales y vencimientos de tarjetas agropecuarias. No necesariamente debería haber sido así.

 

El precio de la soja disponible sigue en el subsuelo. La cuestión es que desde que comenzó la siembra de la oleaginosa (octubre del año pasado) hubo 38 jornadas en las cuales fue posible tomar posición en el contrato Soja Mayo 2015 del Matba con valores superiores a 250 u$s/tonelada (con un máximo de 258,0 u$s/tonelada el 25 de noviembre).

 

No fueron pocos los que pensaron que no tenía sentido tomar coberturas en soja con precios (250 u$s/tonelada) considerados (en su momento) bajos. En los últimos cuatro años los precios internacionales de la oleaginosa se mantuvieron firmes en plena cosecha sudamericana. ¿Por qué no podría suceder lo mismo una vez más? Pero no. La suerte se acabó.

 

Muchos también se quedaron a esperar una devaluación similar a la promovida a comienzos de 2014 por el entonces jefe de Gabinete Jorge Capitanich (quien conoce muy bien la dinámica del negocio agrícola). Pero no previeron que el poder del chaqueño se iría diluyendo a medida que se instauraba al actual ministro de Economía Axel Kicillof como hombre fuerte del gobierno (quien no tiene afinidad alguna con el sector agroindustrial).

 

Desde octubre del año pasado hubo 27 jornadas en las cuales fue posible tomar posición en el contrato Dólar Mayo 2015 del Matba a un valor superior a 9,80 pesos (con un máximo de 10,32 pesos el 1 de octubre). Y 68 días en los cuales pudo fijarse un tipo de cambio superior a 9,40 $/u$s.

 

Para un rinde de soja de 40 qq/ha, la diferencia entre 250 versus 214 u$s/tonelada (el valor actual de la Soja Disponible Matba) equivale a un ingreso bruto adicional de 144 u$s/ha que, al tipo de cambio oficial, son equivalentes a 1281 $/ha. Pero ese adicional con un tipo de cambio de 9,40 y 9,80 sería de 1353 y 1411 $/ha respectivamente.

 

Para un área de 300 hectáreas de soja, estamos hablando de un ingreso bruto adicional –en los tres escenarios planteados– de 384.000, 405.000 y 423.000 pesos.

 

En el actual contexto de falta de liquidez por la doble imposición de retenciones (derecho de exportación + retención cambiaria) todo peso adicional que se pueda obtener ayuda muchísimo.

Fuente:

Publicidad