3 de junio de 2015 15:21 PM
Imprimir

Revés para La Rural por la compra del Predio Ferial de Palermo

La presidenta Cristina Fenández la había dejado sin efecto en 2012 porque la transacción se realizó a precio vil.

La Justicia Federal decidió dejar sin efecto la medida cautelar que frenaba el decreto de la presidenta Cristina Fernández, por el cual se anuló la venta del Predio Ferial de Palermo a la Sociedad Rural Argentina, por haberse realizado mediante una operación ilegítima y a precio vil en la década del ‘90.

La medida fue adoptada ayer por el juez Iván Garbarino, titular del juzgado nacional de primera instancia en lo Civil y Comercial Federal 8 de Capital, quien dispuso el levantamiento de la medida cautelar que suspendía el decreto presidencial que revocó por “ilegitimo” al decreto firmado por el entonces presidente Carlos Menem, con el cual aprobaba el boleto de compra-venta del Predio Ferial de Palermo suscrito por el Estado Nacional y la sociedad Rural Argentina.

La anulación de la venta del predio, anunciada por Cristina a fines de 2012 y luego trabada en la Justica hasta ayer, se fundamentó en que “la venta a favor de la Sociedad Rural Argentina fue instrumentada a un precio vil de 30 millones de dólares, con financiación a diez años, importe que, incluso, no fue abonado por la entidad agropecuaria”.

En su resolución, el magistrado indicó como un antecedente “decisivo”, para el levantamiento de la cautelar que pesaba sobre el decreto, la causa en la cual el juez federal Sergio Gabriel Torres dispuso el procesamiento de una decena funcionarios nacionales y representantes de la Sociedad Rural, entre los que se encuentra el ex ministro de economía Domingo Cavallo, por el delito de peculado a raíz de la venta del predio en cuestión a precio vil.

La venta a favor de la Sociedad Rural Argentina fue instrumentada a un precio vil de 30 millones de dólares, con financiación a diez años

En dicha causa, Garbarino consideró para su fallo la existencia de informes periciales que indicaron que el valor del inmueble era sustancialmente superior al fijado para su venta.

Entre sus fundamentos, el juez federal señaló que la medida cautelar concedida a principios de 2013 que frenaba el decreto “había excedido con creces los límites temporales” fijados por ley para este tipo de medidas (seis meses)”, teniendo en cuenta a su vez la “escasa” vocación por parte de la Sociedad Rural para impulsar las acciones legales correspondientes.

Finalmente, Garbarino manifestó que tras lo actuado por el juez Torres existen elementos suficientes para estimar que la venta del predio de Palermo a la Sociedad Rural fue un hecho “delictuoso”, razón por la cual la entidad agropecuaria no debe ser merecedora de la protección cautelar que le había sido concedida en 2013.

Fuente:

Publicidad