4 de junio de 2015 13:44 PM
Imprimir

SAG detalla razones de la prohibición de ingreso de equinos desde Argentina

CHILE : Suspensión temporal decidida por el SAG perdurará mientras Servicio desarrolla investigación epidemiológica iniciada a causa de la detección de caballos importados infectados con "muermo".

El pasado 22 de abril un grupo de caballos de carrera ingresó a nuestro país, cumpliendo con el protocolo, los ejemplares tenían que cumplir con la cuarentena obligada mientras se realizaban los exámenes pertinentes y que buscan la protección de nuestra propia fauna.

 

Los resultados de los exámenes de sangre dieron positivo para el “Muermo” situación que fue confirmada con las muestras enviadas a dos laboratorios extranjeros. En Francia por el laboratorio de referencia de la Unión Europea, y en Alemania por el Friedrich Loeffler Institut de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

 

Una vez confirmada la presencia de esta enfermedad se procedió a la única medida efectiva para evitar su propagación estipulada por la Organización Mundial de Sanidad Animal la OIE. El sacrificio de los ejemplares.

 

Fue esto lo que llevo a que la semana pasada 36 ejemplares (Los caballos argentinos, más los caballos chilenos que tuvieron contacto con ellos en el lugar donde se realizaba la cuarentena) fueran sacrificados en un fundo de Talagante en la región Metropolitana.

 

 

¿Qué es el Muermo?

El muermo es una enfermedad causada por la bacteria Burkholderia mallei, es típica en equinos como caballos, asnos y mulas. La amenaza del muermo eso si es aún mayor ya que podría también infectar a ovejas, cabras, perros, gatos y también a los humanos. Existen antiguos registros de la presencia de esta enfermedad erradicada totalmente en Estados Unidos y Europa. El muermo fue descrito por primera vez por Aristóteles en el siglo III. En 1664, se reconoció que la enfermedad era muy contagiosa pero su potencial zoonótico (capacidad de infectar a los humanos) no será observado sino a principios del siglo XIX y los programas de control del muermo empezaron a establecerse en el siglo XX.

 

La fuente de infección más extendida es la ingesta de alimentos o de agua contaminados. También pueden ser fuente de infección aerosoles (producidos al toser y estornudar) y fómites (cualquier objeto carente de vida o sustancia que es capaz de transportar organismos infecciosos tales como bacterias, virus, hongos o parásitos desde un individuo a otro. Por ejemplo células de la piel, pelo, vestiduras, y sábanas son fuentes comunes de contaminación en los hospitales) contaminados que entran en contacto con los animales a través de los arreos y el material para su cuidado.Las malas condiciones de mantenimiento y alimentación así como el transporte de los animales pueden ser factores predisponentes. La insalubridad y la superpoblación en los establos son factores de riesgo.

 

Entre sus signos clínicos el muermo causa en los animales la formación de nódulos y ulceras en las vías respiratorias y los pulmones, los cuales también pueden desarrollarse en las extremidades (forma cutánea). En los caballos, la evolución del “muermo” suele ser crónica y puede sobrevivir durante varios años.

 

SAG cierra las fronteras para el ingreso de equinos argentinos

Tras la detección de caballos importados desde Argentina con diagnósticos positivos de “muermo”, situación confirmada por laboratorios europeos y que obligó al sacrificio sanitario de 36 ejemplares, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) anunció la suspensión del ingreso de equinos provenientes del país trasandino.

 

La medida fue resuelta por el Director Nacional del SAG, Ángel Sartori, y se mantendrá hasta que finalice la investigación epidemiológica iniciada a causa de este episodio.

 

“Debido a que el “muermo” es una enfermedad infecciosa, zoonótica y mortal, de la cual  Chile se encuentra libre, y cuyas características incluyen la presencia de casos asintomáticos o portadores sanos que facilitan su diseminación y las graves consecuencias sanitarias que esto conlleva, es que se adoptó la medida de suspender las importaciones a todo el territorio nacional de equinos procedentes de Argentina hasta que concluya la correspondiente investigación sanitaria”, señala Julio Cerda, Director Regional del SAG.

 

De acuerdo a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) la fuente de infección más extendida de esta patología es la ingesta de alimentos o de agua contaminada, sin embargo también puede generarse contagio mediante la tos, el estornudo o a través de elementos carentes de vida que entran en contacto con los animales durante el arreo o en el material para su cuidado.

 

 

Riesgos Para la Salud Pública

El muermo es una zoonosis mortal para la cual no existe vacuna. Es una enfermedad poco frecuente en el hombre con casos observados en veterinarios, personas que trabajan en contacto directo con los caballos y en trabajadores de laboratorios. Aparte de los animales con signos clínicos, los animales infectados asintomáticos suponen un riesgo para el hombre. El hombre es un huésped secundario y la transmisión es poco frecuente esta mayoritariamente asociado a cuidadores de animales, veterinario y personal de los laboratorios donde se realizan los análisis para detectar la enfermedad.

 

En el hombre, la enfermedad puede tener diversas formas: nasal, localizada con nódulos y abscesos, pulmonar, septicemia con infección crónica o diseminada, respectivamente. No obstante, la curación es posible en el hombre si los casos son tratados rápidamente con antibióticos; la tasa de mortalidad es muy alta en las infecciones no tratadas.

 

La infección puede suceder por contacto directo con animales infectados, con sus secreciones, y por contacto indirecto a través de fómites, comida, tierra y agua contaminados. La transmisión al hombre puede prevenirse si se controla la enfermedad en los animales, evitando el contacto con animales infectados, y se toman medidas preventivas de higiene.

Fuente:

Publicidad