4 de junio de 2015 18:21 PM
Imprimir

Más claro imposible: Tabaré despidió al embajador uruguayo ante la Unión Europea por resistir la exclusión de Argentina de las negociaciones comerciales

Brasil y Uruguay decidieron desvincularse de la estrategia kirchnerista.

Dos semanas atrás la presidenta brasileña Dilma Rousseff y par uruguayo Tabaré Vázquez se reunieron en Brasilia para acordar la exclusión de la Argentina en las negociaciones comerciales que el Mercosur está llevando a cabo con la Unión Europea (UE-28).

 

El lunes pasado el embajador uruguayo ante la Unión Europea, Walter Cancela, dijo que el “acuerdo es entre los cuatro (socios del Mercosur), no por separado, porque la UE tiene mandato para negociar con el Mercosur y no con los gobiernos de Uruguay, Argentina, Brasil o Paraguay”.

 

Las afirmaciones de Cancela molestaron tanto al presidente uruguayo Tabaré Vázquez que decidió despedirlo por insubordinación. “La política exterior la fija el presidente de la República”, dijo el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa. “Por lo tanto, se desautorizan las declaraciones del (ahora ex) embajador (Cancela)”, añadió en declaraciones publicadas hoy por el diario oriental El Observador. En estas horas están buscando un reemplazante para el funcionario desplazado.

 

Fuentes del gobierno uruguayo dijeron a El Observador que tanto Vázquez como Nin Novoa se enfurecieron porque Cancela rompió la estrategia acordada entre Uruguay y Brasil de alinearse para lograr este año un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea pese a las resistencias del kirchnerismo.

 

El presidente de la Cámara de Comercio Uruguayo-Alemana y también representante de la Eurocámara Uruguay, Paul Riezler, afirmó ayer en una entrevista realizada por El Observador TV que para Europa la prioridad es acordar con Brasil. “La Unión Europea lo que quiere es Brasil; Argentina viene por añadidura. Hay que tener en cuenta los tiempos de las empresas y las empresas no pueden esperar”, aseguró.

 

El gobierno uruguayo mantiene expectativas por la reunión que el próximo 11 de junio mantendrán responsables de la Unión Europea en el marco de la Cumbre entre la Eurozona y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

 

Las autoridades de los gobiernos de Brasil y Uruguay consideran una prioridad estratégica la realización de un TLC con la Unión Europea para que intentar evitar que las exportaciones de alimentos a ese mercado pierdan competitividad (y terminen siendo desplazados por EE.UU).

Fuente:

Publicidad