7 de junio de 2015 11:10 AM
Imprimir

MGAP acelerará información para responder a las autoridades chinas por los contenedores

CompartiremailFacebookTwitterURUGUAY  :  El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) anunció que acelerará la información para responder a las autoridades chinas en el menor tiempo posible, respecto a los seis contenedores exportados por cuatro empresas de nuestro país que contenían productos grasos vacunos en mal estado. El canciller Rodolfo Nin Novoa consideró el hecho como […]

URUGUAY  :  El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) anunció que acelerará la información para responder a las autoridades chinas en el menor tiempo posible, respecto a los seis contenedores exportados por cuatro empresas de nuestro país que contenían productos grasos vacunos en mal estado.

El canciller Rodolfo Nin Novoa consideró el hecho como “muy grave”, enfatizando que si Uruguay quiere mejorar su inserción en el mercado asiático, debe dar prioridad al cuidado de la calidad.
Los contenedores con grasa vacuna presentaron problemas de rancidez, lo que fue notificado por el importador del producto a la embajada uruguaya en China, dijeron fuentes del sector cárnico. Esta, a su vez, se contactó con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca que, junto al exportador, tendrá un plazo de 45 días para enviar explicaciones al importador sobre lo ocurrido. La grasa vacuna uruguaya es importada en bruto por China, que luego la transforma en aceite comestible y también la destina a la fabricación de jabón. “Las distancias son largas y puede haber habido un problema con el tratamiento térmico del producto”, dijeron las fuentes a El País.
Hoy Uruguay destina casi el 40% de sus exportaciones de carne bovina a China, que ha sustituido parcialmente a Rusia como mercado. Entre enero y mayo de este año, China captó el 16,7% de las exportaciones uruguayas. Ese porcentaje representó U$S 587 millones, de los cuales U$S 236 millones correspondieron a soja. Las ventas a China cayeron un 10% en los primeros cinco meses del año con respecto al mismo lapso de 2014.

 
LO SUCEDIDO
El MGAP explicó que se recibió una nota de la Autoridad competente de la República Popular China (AQSIQ) referida a la detección de productos grasos vacunos en mal estado. Se aclara que los problemas denunciados en absoluto comprenden a la carne vacuna que, en cualquier estado y condición, son exportados a ese mercado.
Se trata de productos categorizados como Grasa en rama Bovina Congelada Comestible, Grasa de intestino Bovina Congelada Comestible y Grasa de riñonada Bovina Congelada Comestible que pertenecen a seis contenedores exportados por cuatro empresas.
La información suministrada por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) revela que entre el 1º de enero y el 30 de mayo de este año, el complejo industrial cárnico exportó a China un total de 1.618 toneladas de las referidas grasas, lo que equivale a 1,35 millones de dólares.

En el mismo período, el monto exportado a China por todo concepto alcanzó los 250 millones de dólares. Quiere decir que el 0,54% del total de divisas generadas por las exportaciones realizadas a China corresponde a los productos aludidos.
En particular, los seis contenedores rechazados por la Autoridad competente de la República Popular China significan alrededor del 0,05% de todas las divisas generadas por las exportaciones cárnicas realizadas a China.

 
MEDIDAS
Respecto a las medidas que adoptó el MGAP como autoridad competente de Uruguay, los equipos técnicos resolvieron suspender los embarques de todos los productos, subproductos y derivados de carne vacuna destinados a China de los establecimientos involucrados. Además, sugerir a todos los establecimientos exportadores habilitados que procedan a suspender los embarques de productos grasos bovinos destinados a China. Asimismo, crear cuatro comisiones técnicas, las que evaluarán e informarán sobre lo ocurrido y las medidas correctivas tomadas, y solicitar a los establecimientos que hayan embarcado este tipo de productos, procedan a retornar la mercadería.
Si bien las autoridades competentes de China otorgan un plazo máximo de 45 días para responder a la notificación, se estableció acelerar las investigaciones de manera de responder en el menor tiempo posible. Al tiempo que se decidió regresar a Uruguay los contenedores involucrados en la notificación, las autoridades del MGAP y su equipo técnico estarán en sesión permanente a efectos de dar seguimiento a la situación y responder en el menor tiempo posible a la notificación llegada en las últimas horas

Fuente:

Publicidad