9 de junio de 2015 21:20 PM
Imprimir

En uruguay la viabilidad económica de los tambos se ve cada vez más comprometida

Según dirigentes lecheros incide la nueva baja del precio de la leche y las dificultades productivas originadas por la sequía.

Conaprole bajó este martes el precio de la leche a sus remitentes en un 5% correspondiente a las liquidaciones de mayo pasado, en el marco de la caída persistente de precios del mercado internacional de lácteos, en tanto que como comenzó a verse comprometida la viabilidad económica de los tambos destacaron dirigentes lecheros a El Observador.

Como resultado de la adversidad climática provocada por la sequía y la caída de precios de los mercados, se ha generado una situación crítica que los productores procuran resolver con un financiamiento urgente. Es un tema que será planteado este jueves en la convocatoria que formuló la Comisión de Ganadería del Senado a las gremiales lecheras, destacó a El Observador el vicepresidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Walter Frisch.

En ese ámbito se habrá de plantear la situación y especialmente propuestas financieras que el sector necesita en forma urgente para acceder a soluciones que son urgentes.

Según datos primarios el nuevo precio de la leche de Conaprole a sus productores se ubica ahora aproximadamente en $ 8,60 el litro, aunque puede sufrir algún pequeño ajuste final, dijo el dirigente.

Tanto Frisch como el también directivo de la ANPL, Alejandro Pacheco coincidieron en que los productores, especialmente los pequeños se encuentran en un nivel muy complicado. Frisch afirmó que los números de las empresas están “en rojo, unos más y otros menos”, en tanto que Pacheco admitió que ya se está comprometiendo la viabilidad económica de los tambos.

Frisch consideró que esta baja que hizo Conaprole en el precio es uno de varios ajustes que esperan para los próximos meses en función del nivel al que cayó el mercado de lácteos.

Además de este factor hace cuatro meses que no llueve en los departamentos de la cuenca lechera, lo que hizo que se llegara a un nivel negativo en la producción de leche como consecuencia del menor nivel de pasturas. Esta situación provocó que el presupuesto familiar tuviera una mayor incidencia y que los tamberos quedaran “con números en rojo”, sostuvo el dirigente.

Admitió que la mejora del tipo de cambio que ha llegado a más de $ 26 ha permitido que el precio que fijan las industrias no tuviera una caída mayor.

Fuente:

Publicidad