10 de junio de 2015 04:52 AM
Imprimir

Estaciones de servicio esperan mejorar ventas de gasoil por cosecha del agro

Se basan en las proyecciones oficiales de la recolección de granos. La situación en el interior del país y la necesidad de un marco jurídico que permita aprovechar la distribución al sector agropecuario. Buenas expectativas para los expendedores de la región centro.

Si bien en el 90 por ciento del área sembrada ya se levantó la soja, aproximadamente 17,2 millones de hectáreas, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires incrementó las estimaciones realizadas días atrás a 60 millones de toneladas. Hasta el momento, el rinde promedio nacional alcanzó 3.330 kilos por hectárea, a partir de las 57,4 millones de toneladas ya cosechadas.

Este panorama alimenta las perspectivas de las bocas de expendio localizadas en zonas rurales. Luis Malchioldi, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles (FEC) calcula que este año habrá mayores entregas que en 2014, año en que el consumo de diésel mermó en un 12 por ciento. “Se está moviendo”, observa el dirigente.

El análisis se extiende a Córdoba y Santa Fe, donde los productores agrícolas consiguieron el mejor rinde: obtuvo 4.100 kilos por hectárea, 200 más que en el norte de la provincia de Buenos Aires.

No obstante, gran parte de los litros que van hacia este sector es acaparado por los canales mayoristas de las petroleras y los distribuidores diésel. “Son competidores que tienen privilegios. Ni siquiera publican los precios de los productos en la página de la Secretaría de Energía y los cambian en función de la urgencia de los consumidores”, cuestionó Malchioldi.

En tanto, el empresario hizo mención a la importancia de sancionar la ley que regula la comercialización de los combustibles, para frenar la integración vertical de la actividad. De sancionarse, las bocas de expendio recuperarían despachos al agro y empresas de transporte. “Es fundamental”, acentúa. Sobre todo en un contexto en que cierran locales en el interior debido a problemas de rentabilidad.

El proyecto ingresó en la Comisión de Energía y Combustibles, presentado por legisladores del Frente Renovador, pero no hay esperanzas de que sea estudiado este año, por la mayoría del oficialismo en ambas cámaras, que a su vez controla la presidencia de la comisión.

Fuente:

Publicidad