10 de junio de 2015 16:46 PM
Imprimir

Los fruticultores exigen que llegue la ayuda prometida

Mantendrán la protesta hasta que reciban los $ 190 millones anunciados en enero

 Los productores frutícolas del Alto Valle de Río Negro decidieron ayer continuar con la protesta que mantienen desde hace seis días hasta tanto se complete la ayuda prometida por 190 millones de pesos. Durante una asamblea realizada en General Roca, adoptaron esa resolución tras un anuncio de entrega de fondos por $ 75 millones. Hoy se volverán a reunir y discutirán si levantan los cortes de ruta.

Los chacareros, que el lunes endurecieron las protestas con cortes totales del tránsito por doce horas, hasta las 20, en seis puntos de Río Negro, recibieron anteayer el compromiso del Ministerio de Agricultura de la Nación de otorgar, además de los 25 millones de pesos concedidos por las pérdidas del granizo, otra suma de 50 millones de pesos de manera directa para tareas culturales (poda y raleo).

El lunes, al recibir la información, los productores en cada piquete analizaron la situación y decidieron continuar un día más en las rutas porque “oficialmente” no había propuesta. Esta situación cambió ayer, cuando se dio a conocer el decreto de emergencia para la actividad y se firmó la transferencia con municipios; por eso a las 17 volvieron a reunirse en asamblea.

Ayer, el ministro Carlos Casamiquela firmó el decreto de la emergencia y llegó al Alto Valle la secretaria de Desarrollo Rural, Carla Campos Bilbao, que firmó la entrega de los aportes con ocho intendentes ya que los fondos serán transferidos a través de los municipios.

La primera respuesta de la Federación de Productores Frutícolas de Río Negro y Neuquén, que conduce Jorge Figueroa, había sido de rechazo por considerar “insuficientes” los aportes. Los chacareros reclaman que se cumpla con un compromiso de enero por una suma de 190 millones de pesos, ajeno a los aportes por las pérdidas del granizo.

El gobernador Alberto Weretilneck había anunciado que si el gobierno nacional otorgaba un aporte, la provincia realizaría una contrapartida de otros 50 millones de pesos, lo que generó confusión. En diálogo con LA NACION, el secretario de Fruticultura, Alberto Diomedi, aclaró que “el compromiso es sólo si Nación cancela esos 190 millones”, y evaluó que por la falta de cosecha y la pérdida de elaboración de fruta esta temporada las pérdidas ya ascienden a US$ 400 millones.

Casamiquela anticipó además que está pronto a solucionarse el ingreso de peras y manzanas a Brasil, cuyo bloqueo fue dispuesto por el gobierno de Dilma Rousseff en marzo pasado por razones sanitarias. Esta decisión profundizó aún más la crisis del sector, que venía golpeado por la devaluación del rublo en Rusia, la baja de la demanda desde el mercado europeo y la falta de competitividad por el nivel del tipo de cambio.

Los productores frutícolas también se enteraron ayer de que en la justicia federal de General Roca se tramitan cuatro causas penales por los piquetes en las rutas a la altura del puente que une Cipolletti y Neuquén, el bloqueo en Río Colorado, en la zona denominada “tres puentes” en el Alto Valle y en Pomona, en el Valle Medio.

Fuente:

Publicidad