24 de abril de 2010 07:58 AM
Imprimir

"Hay que monitorear el mercado"

Afirma que las ventas en Europa están lentas, lo que podría complicar la temporada

  Isabel Quiroz es una de las principales analistas referentes del mercado frutícola internacional. Estuvo en la región presentando nuevas tecnologías para la exportación de cerezas y tuvimos la oportunidad de conversar con ella sobre temas clave del mercado de las peras y manzanas y los efectos que generó el terremoto en Chile.A continuación se detalla parte de la entrevista.-¿Cuáles son los números finales luego del terremoto?-Todavía es prematuro hablar de números finales pero sí se puede decir que afectó sensiblemente la operatoria de uva de mesa, donde las pérdidas para la industria chilena fueron importantes.-¿Cómo la afectó?-En principio tuvimos una cosecha parecida a la del año pasado, pero la irrupción del terremoto determinó un retraso de los embarques que se complicó con el cierre del mercado de Estados Unidos. Este "cuello de botella" definió dos etapas en la temporada para la uva de mesa: la primera, antes del terremoto, con muy buenos precios en los mercados de destino, y la segunda, con cotizaciones bajas y problemas para colocar el volumen remanente.-¿En carozos también hubo inconvenientes?-No. Las cerezas terminaron bien y sólo una parte de la ciruela fue afectada. Nectarines y duraznos cerraron bien la temporada.-Pero, con los puertos sin funcionar, ¿cómo es que trabajaron y no se observaron mermas?-Cuando ocurrió el terremoto los dos puertos afectados, Valparaíso y San Antonio, quedaron sin operar. Valparaíso recuperó en siete días el 100% de sus operaciones mientras que San Antonio tardó 10 días en ponerse a punto. El tiempo en que se recuperaron las instalaciones fue récord teniendo en cuenta el drama generado. Hubo daño en machucones en la fruta y un "corrimiento" en la salida de las exportaciones, pero en términos de volúmenes las pérdidas fueron menores.-¿Lo mismo pasó en peras y manzanas?-Estimamos que tanto en peras como en manzanas las exportaciones caerán en promedio un 5% respecto de los niveles del año anterior.-¿No hay mucha fruta golpeada o con pérdida de calidad por el terremoto?-Vamos a tener problemas de calidad. Mucha de la fruta en la que se cortó la cadena de frío fue reorientada al mercado interno y otros destinos alternativos de ultramar. Pero no fueron grandes volúmenes los afectados.-¿Cómo ve los mercados en general?-A Europa se la ve lenta en ventas, con stocks de fruta local en niveles históricos. En la medida en que los supermercados no ajusten precios la salida de peras y manzanas se mantendrá lenta pero con buenos retornos. El problema está en encontrar el punto de inflexión para determinar cuándo hay que apretar la salida de fruta para que no quede almacenada al momento de aparecer la cosecha local.-¿Cuándo van a aparecer los problemas?-Es muy difícil poder definirlo. Habrá que monitorear semana a semana las salidas y ver cómo evoluciona el pronóstico de cosecha en Europa. Tampoco podemos salir en forma desordenada bajando precios porque podemos generar una espiral negativa en el mercado que haría terminar muy mal la temporada. Nueva tecnología para cerezas "Estamos trabajando con San Jorge Packaging con esta nueva tecnología que verdaderamente está revolucionando el mercado", aseguró Quiroz al comentar las causas de su visita a la región. Se trata de una nueva bolsa de atmósfera modificada que está siendo utilizada por Chile en distintos frutos de carozo y que permite llegar con la fruta en condiciones óptimas a destinos lejanos y mantener -como es el caso de la cereza- hasta 60 días la fruta en góndola sin problemas de calidad. "Nosotros la estamos usando para enviar fruta a los mercados de Asia, en especial China, con resultados muy buenos", confió la especialista. Hoy el 70% de las exportaciones hacia China se realiza con esta tecnología. En un esquema tradicional la cereza una vez llegada a destino a la segunda semana comienza a perder sabor y consistencia. Con esta nueva tecnología se puede legar más allá de los 60 días sin problemas en destino. "Es un mundo de diferencia… por ello la mayor parte de las empresas ya está trabajando con atmósfera modificada", afirmó Quiroz.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *