11 de junio de 2015 17:06 PM
Imprimir

Malestar bodeguero por el cambio para liberar vinos

Si bien las entidades guardaron silencio, en las industrias, sobre todo de varietales; las críticas están a la orden del día.

La falta este año de una fecha concreta para la liberación de los vinos -justificada en el INV por la falta de consenso de la industria y los gobiernos- terminó generando un hondo malestar entre bodegueros sanjuaninos, quienes advirtieron que la medida no hace más que retrasar despachos y exportaciones, y que suma una traba para la comercialización de vinos que arrastra varios meses flojos. Además, aseguraron que no contar con el inicio del ciclo comercial cierto les acarrea un impacto financiero al no poder planificar sus presupuestos. Si bien ninguna entidad vitivinícola salió a quejarse institucionalmente por la medida -plasmada en la resolución 17 del organismo (ver aparte)-, un sondeo entre referentes de las principales bodegas locales develó que las críticas están a la orden del día.

 

Todos los consultados se expresaron en voz baja para evitar represalias, según afirmaron. El problema está en que a diferencia de otros años, sin fecha fija de liberación la salida de los vinos elaborados en 2015 se autorizará bodega por bodega, lo que implica que los establecimientos deben solicitar y esperar su turno. ‘’No es solución para la industria tener 30 o 60 días mas retenido el vino, o autorizar la salida por bodega; lo necesario en este momento es tener certidumbre y esto no lo consigue’’, se quejó un bodeguero de Santa Lucía. ‘’Si yo sé que voy a disponer de mi producto el 1 de agosto o el 1 de septiembre, haré mi presupuesto financiero y en base a eso actuaré. Pero no de esta manera en que el que tiene que salir a fraccionarlo no sabe cuándo tendrá disponibilidad; el que tiene que venderlo a fraccionadores no sabe cuándo se lo van a liberar!. Son ideas ‘amañadas’, poco claras y sin sustento jurídico, porque estos parches que van de un lado para otro al final terminan entorpeciendo mas a la industria’’ . Otro referente opinó que la decisión del INV ‘no es una solución de fondo’ y calificó como ‘despropósito tener semejante incertidumbre, más en una industria que está hundida’’. También se criticó la discrecionalidad de la medida: ‘’No creo que sea prudente que e INV lo haga con dedo, afecta a quienes tenemos producción propia y en especial a los de varietales’’, advirtieron.
Si bien el INV tomó la decisión para retrasar la salida al mercado de los vinos de aquellas bodegas que tienen excedentes del año pasado, aquí los bodegueros dicen que terminó perjudicando a justos y pecadores. ‘’Esto esta hecho como una medida para incrementar el precio del vino, pero en el caso del varietal, son normativas con un tinte antifraude que a nosotros no nos compete porque nos manejamos con otros parámetros. No tenemos los 15 meses de existencias de vinos y lo sufrimos porque dentro de la participación nuestra hay muchos vinos propios ‘’, agregó un elaborador local. En las industrias radicas al oeste sanjuanino también destacaron ese argumento: ‘’¡la cantidad de bodegas que hacemos vinos de alta gama caemos dentro de la volteada de excedentes, en la que no tenemos nada que ver!’’ lamentó. ‘’Cuando hay intervención del Estado en un problema de oferta y demanda del mercado, es contraproducente.

El INV debería dedicarse a controlar sólo la calidad del vino y no el arancelamiento y demás cosas que hacen ahora’’, sugirió. Otro bodeguero consultado agregó que ‘esto es burocracia pura, nosotros lo que decimos es por qué no vienen a controlar la calidad del vino que estamos mandando a comercializar, en vez de poner trabas’’.

Fuente:

Publicidad