11 de junio de 2015 13:01 PM
Imprimir

La Secretaría de Fruticultura lanza plan sanitario y de reconversión

El gobierno rionegrino presentó un plan sanitario y de reconversión frutícola, que apuntará a asistir a productores en el control de plagas, incluyendo la erradicación de monte frutal abandonado.
Allen.- El gobierno provincial presentó el Plan Sanitario y el de Reconversión y Diversificación para la temporada 2015, que busca mejorar las condiciones de sanidad en la producción frutícola de la región.
 
Se prevé la asistencia para la erradicación de monte frutal abandonado como forma de mitigar los problemas sanitarios, entre otras medidas.
 
“Queremos beneficiar a aquellos productores que tienen la intención de seguir trabajando en la actividad frutícola con buena calidad”, expresó el secretario de Fruticultura, Alberto Diomedi.
 
 
Desde Fruticultura se diagramará una primera etapa centrada en atender las situaciones que se presentan en las chacras que están en riesgo sanitario, y en facilitar el acceso de los productores a los insumos necesarios para realizar sus aplicaciones de inicio de temporada.
 
 
Con el Plan de Reconversión y Diversificación se brindará al productor la oportunidad de actualizar sus montes frutales o diversificar su producción, con la incorporación de nuevos cultivos o actividades. En este marco, cuenta con líneas de financiamiento compatibles con las necesidades del pequeño y mediano productor.
 “Por la historia que tiene la fruticultura en el Alto Valle, disponemos de una gran cantidad de plantación de frutales con muchísimo años y de montes frutales con problemas sanitarios por distintas razones, entre ellas las urbanizaciones o gente que dejó la actividad. Esto se ha convertido en un problema sanitario grave”, explico Diomedi.
 
 
Agregó que “la erradicación es un pedido que se venía haciendo hace mucho tiempo y no tomaba el ritmo que nosotros queríamos. A partir de hoy, a pedido del gobernador Alberto Weretilneck, la Provincia va a llevar adelante la erradicación de los montes frutales que tengan problemas sanitarios  graves y no tan graves”.
El programa prevé que esta primera parte sea a modo voluntario “pero después vamos a pedir el apoyo al SENASA para que nos acompañe con el poder de policía que tiene, para ejercerlo en caso de ser necesario si se presentan inconvenientes”, aclaró. Resaltó que “nuestra propuesta para esta primera etapa es erradicar 3.000 hectáreas de montes frutales abarcando el Alto Valle, el Valle Medio e Inferior, y Rio Colorado”.
 
 
También se promoverá la erradicación de montes frutales que no sean productivos con variedades no recomendables para los mercados actuales y para aquel productor que quiera volver a trabajar en otra actividad, liberando esas tierras. “Queremos beneficiar a aquellos productores que tiene la intención de seguir trabajando en la fruticultura con buena calidad y que a veces tiene problemas sanitarios con zonas abandonadas”, sostuvo Diomedi.
El Plan Sanitario se implementará través de los consocios de riego ya que cuentan con los equipamientos necesarios. “El costo del trabajo lo pagará la Provincia con Aportes No Reintegrables (ANR) a través de Río Negro Fiduciaria S.A. Si bien el monto final va a depender de la ejecución, están disponibles  $15.000.000 para este fin. Pero su ejecución dependerá de la cantidad de interesados que se anoten en este programa”, resaltó.
 
 
Por otra parte, se dará a conocer próximamente la disponibilidad y fecha para la entrega de insumos para las primeras aplicaciones de temporada y, paralelamente, “se pondrá a disposición el Plan de Reconversión y Diversificación, para dar al productor la oportunidad de actualizar sus montes frutales o diversificar su producción, con la incorporación de nuevos cultivos o actividades”, destacó.
Fuente:

Publicidad