12 de junio de 2015 01:47 AM
Imprimir

Cristina cierra su gobierno con una de las siembras de trigo más bajas de la historia

La Bolsa de Comercio de Rosario proyectó un área de siembra de apenas 3,5 millones de hectáreas.

La propuesta de los principales candidatos presidenciales de la oposición que intentaron incentivar a los productores de trigo para que siembren ahora y cosechen en diciembre/enero próximo con otro gobierno no están dando los resultados esperados.

 

Es que -tras ocho años de intervención kirchnerista- los trigueros quedaron tan golpeados que ni siquiera las promesas de eliminar retenciones y liberar exportaciones de Mauricio Macri y Sergio Massa los lleva a tomar la decisión de invertir en este cereal.

 

Los datos son contundentes: un reciente informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) al que accedió La Política Online estimó que durante la presente campaña 2015/16 se sembrarán apenas 3,5 millones de hectáreas de trigo en todo el país.

 

Se trata de una de las siembras más bajas desde que se tienen registros oficiales y hasta se sembraría menos que en la recordada y nefasta campaña 2012/13 cuando se implantaron sólo 3,55 millones de hectáreas.

 

“La proyección nacional de trigo de la próxima campaña indica un fuertísimo retroceso en el área sembrada a nivel nacional”, advirtió la entidad rosarina en el marco de los informes sobre estimaciones mensuales que elaboran sus técnicos.

 

“La disminución en la siembra de trigo la encabezan las provincias del norte del país y Entre Ríos con reducciones que están cerca del 50%”, detalló la BCR, y agregó que “en Santa Fe y Córdoba las caídas esperadas estarían en el orden del 16%”.

 

Por su parte, en Buenos Aires podrían perderse cerca de 300.000 hectáreas sobre las 2 millones que registró en el ciclo anterior, al tiempo que en el principal núcleo triguero del sudeste bonaerense, el potencial de caída interanual podría superar el 30%.

 

Así las cosas, los especialistas remarcan que la Argentina tiene un potencial de siembra de trigo superior a las 6 millones de hectáreas en condiciones climáticas y de mercado normales, mientras que la capacidad productiva se ubica en torno a las 16 millones de toneladas.

 

Pero estos números estuvieron muy lejos de poder registrarse durante la era kirchnerista (la intervención oficial comenzó en 2006/2007 de la mano de Guillermo Moreno) y ahora Cristina Kirchner cierra su segundo gobierno con una de las peores siembras de la historia argentina.

 

Como sea, un dato que llama la atención es la disparidad entre las estimaciones de la BCR y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). Es que ésta última entidad proyectó este jueves un área de siembra de trigo de 4,1 millones de toneladas.

 

En este sentido, los analistas consultados por este medio no quisieron entrar en polémicas por las cifras de ambas entidades, aunque sus estimaciones por el momento se muestran más cerca de las 3,5 millones de hectáreas que estimó la BCR.

 

Lo concreto es que a la fecha se sembraron alrededor de 900.000 hectáreas de trigo y todavía restan algunas semanas más para que se termine de determinar el número final de área implantada que, de todas maneras, será muy bajo.

 

Por el contrario, durante los próximos días finalizará la cosecha récord de soja 2014/15 con más de 60 millones de toneladas, dejando en evidencia una notable contradicción entre el discurso oficial y los hechos reales.

Fuente:

Publicidad