13 de junio de 2015 12:16 PM
Imprimir

Demandan que EEUU elimine ley que discrimina exportaciones de ganado mexicano

En ocho años ha causado pérdidas por 5 mil millones de dólares al sector: CNOG. Exigirán que se impongan aranceles a la leche y carnes de bovino y porcino que vengan de aquel país

La Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) advirtió que si el Congreso de Estados Unidos no cancela el Etiquetado de país de origen (COOL, por sus siglas en inglés) –que en un periodo de ocho años ha provocado pérdidas aproximadas por 5 mil millones de dólares al sector ganadero nacional– exigirá al gobierno que imponga aranceles a la leche, carne de bovino y porcino procedentes de aquel país.

 

“Tenemos que imponer represalias comerciales contra las exportaciones estadunidenses a México en el monto y las condiciones que nos autorice la Organización Mundial de Comercio (OMC); la lista es muy variada, pero los primeros productos que deberán incluirse son los directamente vinculados con los ganaderos”, aseveró Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la CNOG, en conferencia de prensa.

 

Sostuvo que la agrupación “usará todos los instrumentos para que Estados Unidos se apegue a la resolución definitiva de la OMC y cumpla con sus compromisos internacionales. Es claro que la única manera de solucionar la afectación a nuestras exportaciones es la eliminación del COOL, cualquier otra medida permitirá la continuación de la discriminación contra las exportaciones de ganado”.

 

Descartó que haya eventual escasez de carne si se llegaran a aplicar las sanciones propuestas, pues la balanza está prácticamente equilibrada ya que se importan 200 mil toneladas de carne procesada –300 mil menos que en años anteriores– y México exporta 170 mil toneladas de diferentes cortes, además de un millón 200 mil cabezas de ganado en pie; hay suficiente producción para atender la demanda nacional.

 

Señaló que el etiquetado ha provocado la depreciación en la compra venta del ganado de exportación para engorda y políticas de segregación de lotes, ya que el hato mexicano sólo puede sacrificarse en las plantas de Texas y Nuevo México, en un día predeterminado.

 

El pasado 18 de mayo, la OMC dictaminó en favor de la postura de México y Canadá respecto de que la dicha ley estadunidense es una medida discriminatoria y representa una violación de ese país a sus obligaciones comerciales internacionales. El 4 de junio, los gobiernos de ambos países emitieron un comunicado conjunto en el que solicitaron al Órgano de Solución de Diferencias de la OMC una reunión extraordinaria para el 17 de junio con el fin de obtener una autorización para suspender los beneficios comerciales a Estados Unidos, en respuesta al etiquetado de país de origen, México solicitó 653 millones de dólares anuales, el cual sería aplicado a partir de la resolución de la OMC, en caso de que Estados Unidos no cancele la COOL, y no será retroactivo aunque las pérdidas para los ganaderos sean mayores, abundó el dirigente ganadero.

Fuente:

Publicidad