14 de junio de 2015 15:55 PM
Imprimir

Crece el malestar agropecuario, el campo volvió a la ruta

En el sur santafesino, un grupo de chacareros autoconvocados realizó una asamblea para expresar su impotencia por la situación de quebranto generalizado de las economías regionales.

El pasado martes, un nutrido grupo de productores agropecuarios del sur de la provincia realizaron una Asamblea en la intersección de la Autopista Rosario Buenos Aires y la Ruta 90, a la altura de Villa Constitución.

 

En diálogo con Campolitoral, Omar Soresi, uno de los impulsores, se lamentó por la gravedad de la situación por la que atraviesa el sector productivo a nivel nacional, y por la falta de respuesta de las entidades del campo. “No podemos esperar al cambio de gobierno cuando hay muchos productores que no van a sobrevivir en la actividad”. El productor, oriundo de Pueblo Esther, se lamentó que no hay actividad agrícola que no esté en quebranto. “Me sale $ 45.000 sembrar una hectárea de papa y cuando las cosecho cobro $ 25.000. Respecto del trigo, no alcanzaremos a sembrar un 17 % de la campaña pasada, por lo que peligra el abastecimiento interno”, anticipó. “En la FAA está Pérsico, intentando hacer agricultura familiar con la gente los pueblos en las áreas periurbanas, algo que nunca va a funcionar”, en referencia a que a la agricultura la deben practicar los que más saben: los agricultores.

 

“Nuestros problemas no tienen visibilidad. El gobierno quiere hacerle creer a la sociedad que una buena cosecha es suficiente para acallar y negar nuestra realidad. El resultado sigue siendo adverso, ya que veníamos endeudados, y la baja generalizada de precios, sumado a un nivel de retenciones hoy insostenibles, sin financiamiento, con una fuerte presión fiscal y sin posibilidad de sembrar trigo, generan condiciones cien veces peores que las que teníamos en el 2008, cuando se desato el conflicto con el campo. Hoy estamos fundidos, ya no peleamos por rentabilidad, lo hacemos porque queremos seguir siendo chacareros y no desaparecer”, denunciaron en un duro comunicado.

 

Los denunciantes expresaron que se sienten sin representación alguna de las entidades, “las que prefirieron esperar otro gobierno cuando muchos de nosotros no llegaremos a diciembre, o acordaron e intentan defender una gestión que nos vapulea y oprime constantemente. Por lo tanto los productores hemos decidido hacer escuchar nuestro reclamo. Además de esta forma nos sumamos al justo reclamo de las organizaciones sindicales por la suba del mínimo no imponible de Ganancias y contra el intento de ponerle techo a las paritarias”.

 

Finalmente, solicitaron la urgente eliminación de retenciones al trigo y de los ROES, “para que podamos vender el trigo y nos paguen el precio que corresponde”; la baja de retenciones; asistencia financiera a Cooperativas y financiamiento; la eliminación de impuestos distorsivos al gasoil que se utiliza para la producción y un precio mínimo sostén para las economías regionales.

Fuente:

Publicidad